Infortelecom


Rusia y EE.UU. inician negociaciones para prolongar el acuerdo de desarme nuclear START

23-06-2020 - Fuente: abc.es
Rusia y EE.UU. inician negociaciones para prolongar el acuerdo de desarme nuclear START
En un ambiente de mutuo recelo y con las relaciones en uno de sus peores momentos desde los tiempos de la Guerra Fría, delegaciones de Rusia y Estados Unidos se reunieron ayer en Viena con la intención de elaborar un calendario de negociaciones para tratar de prolongar el único acuerdo que queda aún vigente entre ambos países, el de desarme y control de armamentos nucleares estratégicos nuevo START, firmado el 8 de abril de 2010 , cuando al frente de la Casa Blanca estaba Barack Obama y del Kremlin el presidente Dmitri Medvédev. El nuevo START, cuya vigencia se pretende extender, expira el 5 de febrero de 2021 y establece un máximo de 1.550 ojivas atómicas por ambas partes y un límite de 800 lanzaderas de misiles balísticos intercontinentales no desplegadas y de 700 si están operativas en tierra o a bordo de navíos y bombarderos estratégicos. La delegación rusa, compuesta por especialistas altamente cualificados de los ministerios de Defensa y Exteriores, está encabezada por el viceministro de ésta segunda cartera, Serguéi Riabkov, mientras que la estadounidense tiene al frente al emisario especial, Marshall Billingslea, también arropado por avezados expertos en armas y Derecho Internacional. El sábado pasado, en declaraciones a la agencia rusa Interfax, Riabkov dijo que «ofreceremos a los estadounidenses áreas específicas en las que podemos y debemos trabajar, pese a que los Estados Unidos están cada vez más inmersos en la campaña» de las elecciones presidenciales. El viceministro de Exteriores ruso no aclaró qué «áreas específicas» son esas, pero dio a entender que algo habrá que acordar en materia de «estabilidad estratégica» si fracasan las conversaciones y no se logra prolongar el tratado START, que en realidad es el START III. El START I lo firmaron el 31 de julio de 1991 el presidente soviético, Mijaíl Gorbachov y su homólogo norteamericano, George H. W. Bush. Duró hasta el 5 de noviembre de 2009. El START II lo rubricó también Bush, pero con el primer presidente ruso, Borís Yeltsin. El acuerdo nunca llegó a aplicarse. El nuevo START, a secas, fue obra de Medvédev y Obama, pero le queda menos de un año de vigencia. El inicio de las actuales conversaciones en Viena se ha visto ralentizado por el deseo de Washington de incorporar también a China al acuerdo, algo que por el momento no se ha logrado. Las dos potencias nucleares llegan a la cita de Viena después de que el mes pasado EEUU anunciara su intención de abandonar dentro de seis meses el Tratado de Cielos Abiertos, acusando a Rusia de incumplirlo. Este mismo fue el argumento empleado el año pasado por Washington para salirse de otro importante acuerdo de limitación de armas, el Tratado de Fuerzas Nucleares Intermedias (INF según sus siglas en inglés). De manera que el único freno todavía existente para evitar una hecatombe nuclear es el nuevo START.