Infortelecom


Putin y Erdogan acuerdan limitar la ofensiva turca en Siria

23-10-2019 - Fuente: abc.es
Putin y Erdogan acuerdan limitar la ofensiva turca en Siria
Las diferencias de planteamiento entre Moscú y Ankara sobre la zona de seguridad en la frontera turco-siria, la cuestión kurda y el régimen de Bashar al Assad en su conjunto venían planeando desde hacía tiempo sobre los múltiples encuentros habidos entre sus respectivos presidentes, Vladímir Putin y Recep Tayyip Erdogan, pero nunca antes como ayer lograron avanzar tanto. Tras seis horas y media reunidos en Sochi, a escasas horas de que venciera la tregua de cinco días acordada el pasado jueves entre Erdogan, el vicepresidente norteamericano, Mike Pence, y el secretario de Estado, Mike Pompeo, Putin y Erdogan consensuaron un memorándum de 10 puntos que ratifica la continuación de la zona de seguridad turca en el noreste de Siria a partir de la medianoche de hoy 23 de octubre. Putin volvió a reconocer que Ankara «tiene todo el derecho a garantizar su seguridad». La franja tendrá una profundidad de 30 kilómetros desde la frontera con Turquía y deberá ser liberada de las milicias kurdas por fuerzas guardafronteras sirias y la Policía Militar rusa en un plazo de 150 horas. Los destacamentos de las Unidades de Protección Popular (YPG) deben quedar a no menos de 32 kilómetros de la línea fronteriza. «Tras el final de las 150 horas, unidades conjuntas turcas y rusas empezarán a patrullar con una profundidad de 10 km al oeste y al este del área de la Operación Manantial de Paz», dijo Erdogan. Integridad territorial de Siria El acuerdo compromete además a Turquía a respetar la integridad territorial de Siria y a luchar junto con Rusia contra el terrorismo y el separatismo en el país árabe. Moscú y Ankara han dispuesto igualmente un mecanismo de monitorización de la aplicación del memorándum, el regreso de los refugiados sirios que viven en Turquía, facilitar el proceso político entre todas las facciones presentes en Siria y la labor del Comité Constitucional sobre la base de las conversaciones llevadas a cabo hasta la fecha en Astaná (Kazajstán). El primero en anunciar el contenido del documento fue el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, quien, en referencia al punto cuatro, señaló que se implementará también el acuerdo de Adana, firmado por Ankara y Damasco en 1998 sobre la seguridad en la frontera común. «La situación en la región se ha agudizado», le dijo a su interlocutor turco el jefe del Kremlin nada más comenzar ayer a mediodía las conversaciones. Antes de volar a Sochi, el presidente turco dejó claro que la tregua pactada con Washington estaba a punto de expirar y, si para ese momento las YPG, no se retiraban completamente del norte de Siria, «si las promesas que nos hicieron los estadounidenses no se respetan, la operación se reanudará con más fuerza aún». Erdogan declaró que este problema era el principal en su entrevista con Putin. Turquía considera a las YPG la rama siria del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK). De hecho las fuerzas kurdas están ya en retirada. Se estima que, desde que Turquía comenzó su ofensiva, de la zona han salido un millar de combatientes de las YPG.