Infortelecom


Putin cree que la situación en Rusia con el coronavirus es «complicada pero no desesperanzadora»

08-04-2020 - Fuente: abc.es
Putin cree que la situación en Rusia con el coronavirus es «complicada pero no desesperanzadora»
El presidente ruso, Vladímir Putin, trató ayer de insuflar ánimo a sus conciudadanos asegurando que la situación con la propagación del Covid-19 en el país «es complicada, pero no desesperanzadora». Putin mantuvo una nueva reunión por videoconferencia con miembros del Gobierno, a la que en esta ocasión se unieron también virólogos y expertos médicos. Según sus palabras: «Rusia atravesará esta difícil etapa con pérdidas mínimas, si actuamos de manera competente, ordenada y disciplinada». Según los datos facilitados hoy, en las últimas 24 horas en Rusia se han detectado 1.175 nuevos caso de coronavirus, 21 más que el día anterior, lo que sitúa el total en 8.672 infectados. El número de fallecidos se eleva ya a 63. En Moscú, el ente territorial más azotado por la pandemia de toda Rusia, se han registrado desde ayer 660 nuevos infectados, arrojando un total de 5.841. En la capital rusa la cantidad de muertos alcanza la cifra de 31. El pasado 26 de marzo, el máximo dirigente ruso dijo que sería posible vencer al coronavirus en menos de dos o tres meses. Sin embargo, el 1 de abril, reconoció que la propagación del Covid-19 en Rusia se estaba agudizando y, al día siguiente, extendió los días no laborables hasta el 30 de abril inclusive. «Estamos haciendo un cuidadoso seguimiento de la situación y tenemos en cuenta las experiencias positivas y negativas de otros países», manifestó ayer Putin ante los participantes en la videoconferencia. Subrayó también el hecho de que «no hemos alcanzado todavía el pico de la epidemia y es muy importante ahora evitar los errores cometidos por otros». A juicio del jefe del Kremlin, la opinión de los expertos es fundamental «para determinar si se podrá reducir el número de días con las empresas cerradas» y el confinamiento total decretado en la mayoría de las regiones del país, empezando por Moscú que fue la primera en introducir la medida el pasado 29 de marzo. Putin se interesó también por la marcha de las investigaciones para dar con una vacuna. «Sé que nuestras instituciones del sector junto con científicos virólogos, farmacéuticos y médicos trabajan en un sistema especial de profilaxis, incluida la creación de una vacuna y de métodos eficaces de tratamiento», señaló. Durante la reunión, el director de centro científico "Véctor" de Novosibirsk, Rinat Maksiútov, anunció que, a partir de junio, empezarán a probar en 180 voluntarios tres vacunas diferentes. Hay además otras 120 personas, aseguró, que también desean participar en el experimento y permanecerán por el momento en reserva. Sin embargo, la directora de la Agencia Federal de Medicina y Biología, Verónica Skvortsova, ha puntualizado que la vacuna no estará disponible para los usuarios por lo menos hasta finales de año. Putin presidió el encuentro por videoconferencia desde su residencia de Novo-Ogariovo, en las afueras de Moscú, en donde lleva confinado desde principios de mes y desde donde dirige el país y todo el operativo de lucha contra el coronavirus y sus consecuencias económicas y sociales. Ha tomado tales precauciones después de que en la Administración del Kremlin se diera un caso de Covid-19, surgiesen sospechas en relación con el portavoz, Dmitri Peskov, que asistió a una fiesta con personas que dieron positivo en el test, y, sobre todo, tras haberse reunido con Denís Protsenko, director del principal centro sanitario ruso de lucha contra el coronavirus, el hospital de la periferia moscovita de Kommunarka, que resultó también estar infectado. Aquel encuentro tuvo lugar precisamente en Kommunarka. Según Peskov, todas las personas que actualmente están manteniendo contactos directos con Putin son sometidos previamente a un test de coronavirus. El propio presidente, manifestó su portavoz, «también se está sometiendo regularmente a pruebas para detectar el virus cuando los médicos lo estiman oportuno». «Se están adoptando todas las medidas de precaución», añadió en declaraciones por teléfono a los medios de comunicación rusos.