Infortelecom


Ortega accede a reanudar el diálogo en Nicaragua mientras endurece la represión

29-05-2018 - Fuente: abc.es
Ortega accede a reanudar el diálogo en Nicaragua mientras endurece la represión
Un paso adelante, dos para atrás; así podría describirse la incierta y violenta crisis que atraviesa Nicaragua. De un lado, el Gobierno de Daniel Ortega y los representantes de la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia -la oposición- anunciaron que reanudarán el diálogo nacional auspiciado por la Iglesia católica para pacificar la grave situación que atraviesa el país, conflicto que ha dejado cerca de 80 muertos en el último mes. Pero al mismo tiempo que se hacía público el retorno al diálogo, el presidente volvió a endurecer la represión contra los manifestantes nicaragüenses en una nueva jornada violenta que dejó una persona fallecido y una treintena de heridos. Grupos estudiantiles tomaron el lunes las instalaciones de la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI), acto que el presidente reprimió con antidisturbios y tropas ciudadanas fieles a Ortega. El asalto resultó en una de las jornadas más violentas desde que la comenzó la crisis institucional hace un mes. Los estudiantes tiraban piedras y usaban rudimentarios morteros para lanzar bombas de fabricación casera, mientras que la policía, apoyada por turbas orteguistas, disparaba balas de goma y de plomo para acabar con el cerco alrededor de la UNI, según informa la prensa local. Asimismo, la violencia en Nicaragua volvió a afectar a los periodistas que dan seguimiento al desarrollo de los eventos en el país centroamericano. Un equipo gráfico de la «Agencia EFE» afirmó haber sido agredido por la policía mientras cubrían el enfrentamiento y, además, la periodista del diario local «La Prensa», Ivette Munguía, recibió el impacto de una bala de goma. Igualmente, las instalaciones de la emisora progubernamental, Radio Ya, fueron incendiadas por un grupo todavía no identificado por la policía nicaragüense. La violenta jornada, que tuvo lugar el mismo día que se anunciaba la vuelta al diálogo, no hace más que complicar aún más la ya de por sí enrevesadas negociaciones de paz, conversaciones en las que cada vez es más difícil que la oposición acepte la continuidad de Ortega al frente del país.