Infortelecom


Nicolás Maduro intenta impedir «como sea» una posible conspiración militar

01-01-1970 - Fuente: abc.es
Nicolás Maduro intenta impedir «como sea» una posible conspiración militar
A pesar de la «irrestricta lealtad» a Nicolás Maduro que declaró ayer el ministro de la Defensa, Vladimir Padrino López, en nombre de la Fuerza Armada un día después del incidente en el desfile militar, el rumor del descontento entre los altos mandos y un posible golpe de Estado sigue latente. Poco después de las fraudulentas elecciones del 20 de mayo, el expresidente de la Asamblea Nacional Julio Borges elevó hasta más de 200 el número de oficiales, en su mayoría jóvenes, apresados por rebelarse contra el régimen. A eso se le suma la cantidad de soldados venezolanos que han huido en masa a Colombia por el hambre y la crisis económica. Según la directora de la ONG Control Ciudadano sobre Seguridad, Rocío San Miguel, para el mes de marzo al menos 10.000 soldados habían pedido retirarse sobre todo las tropas de menor rango. Aumento de salario En los cuarteles se vive la misma tragedia que en los hogares venezolanos: la escasez de alimentos y medicinas, el racionamiento de agua y luz, la falta de transporte público entre otros males. Sin embargo, de lo que no se quejan los militares es del sueldo. Maduro para apaciguar ese clima de descontento hizo un aumento excesivo del salario de los militares. El anuncio dado en julio dejó para un trabajador cualquiera el salario en 5.196.000 bolívares, mientras que un coronel del Ejército percibe hasta 240.000.000 bolívares, alrededor de 80 dólares. Este fue el detonante para que profesores, enfermeros y hasta trabajadores públicos se declararan en huelga para exigir mejores condiciones laborales. Todas estas acciones del Ejecutivo tratan de evitar lo que lleva meses sonando: una conspiración para derrocarlo.