Infortelecom


Médicos rusos denuncian la poca fiabilidad de las estadísticas de muertos entre los sanitarios

24-05-2020 - Fuente: abc.es
Médicos rusos denuncian la poca fiabilidad de las estadísticas de muertos entre los sanitarios
Alexéi Erlij, cardiólogo y jefe de la UCI del Hospital Clínico Bauman número 29 de Moscú, es uno de los creadores de la «lista de la memoria», una web destinada a aclarar el número de sanitarios muertos en Rusia durante la pandemia. Según sus declaraciones a la publicación digital Meduza, «no hay estadísticas fiables de fallecidos por Covid-19 entre el personal médico». Erlij asegura que en muchos hospitales «no se hacen pruebas de coronavirus a los sanitarios y los que fallecen no figuran como víctimas de la enfermedad». «Nuestros funcionarios juegan así con las estadísticas», dice. El cardiólogo ruso, que se encuentra en cuarentena en sus casa por haber dado positivo en el test, se queja de no haber logrado que ni el Ministerio de Sanidad ni ningún otro estamento oficial le hayan facilitado datos de la mortalidad entre los médicos. En declaraciones a la agencia AFP, Erlij sostenía hace unos días que el 70% del personal de su departamento tiene coronavirus y volvía a denunciar la falta de medios de protección con los que los trabajadores de la medicina se están viendo obligados a hacer frente a la pandemia. Asegura que «muchos hospitales se han convertido en verdaderos focos de propagación del virus» y que la «lista de la memoria» «además de un medio de conteo es una forma de homenaje a nuestros colegas fallecidos». En ella figuran ya más de 250 nombres, de los cuales 112 corresponden a Moscú. Por su parte, el portal Mediazona, creado por componentes del grupo Pussy Riot y muy crítico con el poder, afirma que la mortalidad en los médicos en Rusia es «16 veces mayor que en países con proporciones epidémicas similares». Según la web, «las estadísticas oficiales están maquilladas a la baja» y explica el alto nivel de contagios a la «falta de equipos de protección». Mayo, un mes de alza Rusia registra ya un total de 335.882 contagios desde el comienzo de la pandemia y solamente 3.388 fallecimientos, lo que indica un porcentaje de mortalidad muy bajo, si las cifras oficiales no mienten y si los criticados métodos de conteo reflejan con exactitud la realidad. Sin embargo, durante la vídeoconferencia gubernamental del viernes, presidida por el presidente Vladímir Putin, la viceprimera ministra encargada del operativo de lucha contra la pandemia, Tatiana Gólikova, admitió que sus cálculos «indican que en mayo se producirá un incremento significativo de la mortalidad» causada por el virus. Las autoridades sanitarias rusas, según declara el órgano de control Rospotrebnadzor, muestran en sus recuentos oficiales solamente las muertes cuya causa directa es el coronavirus, tras realizar la autopsia. Sin embargo, en otros países incluyen todos los fallecimientos de pacientes que dieron positivo en las pruebas, aunque la muerte pudiera haber sido debida a otra dolencia. Gólikova, no obstante, insistió en que Rusia «nunca ha ocultado su situación en cuanto a la mortalidad» causada por el Covid-19. Según declaró, «nos ajustamos a las exigencias formuladas por la Organización Mundial de la Salud». En su intervención ante los ministros, Putin manifestó que «según las informaciones objetivas que recibimos y las valoraciones de los expertos, la situación a nivel general en el país se estabiliza. Tanto en Moscú, la primera en encarar la pandemia, como en otras muchas regiones rusas se reduce paulatinamente la cantidad de nuevos contagios diarios». Aunque lamentó que la recuperación «no está siendo todo lo rápida que quisiéramos».