Infortelecom


May asegura que concluir las negociaciones con la UE sin un acuerdo sería mejor que hacerlo con «uno malo»

01-01-1970 - Fuente: abc.es
May asegura que concluir las negociaciones con la UE sin un acuerdo sería mejor que hacerlo con «uno malo»
La primera ministra británica, la conservadora Theresa May, ha reiterado este domingo que concluir las negociaciones con la Unión Europea (UE) sin un acuerdo sería mejor que hacerlo con "uno malo", después de que los Veintisiete aprobaran el sábado sus prioridades negociadoras. May aseguró que continúa "creyendo esto" en una entrevista con el canal ITV, en plena precampaña electoral en el Reino Unido para unas elecciones generales el 8 de junio. Preguntada si seguía pensando que acabar las conversaciones sin un consenso -algo que preocupa especialmente al mundo empresarial- es una opción factible-, afirmó: "Sí, así lo creo. No lo hubiera dicho si no lo creyera". La líder "tory", que pide el voto en los próximos comicios con el argumento de afianzar su poder frente a Bruselas, señaló no obstante que, "con una buena mano en estas negociaciones", se podrá conseguir "un acuerdo que beneficie al Reino Unido". May eludió aceptar la premisa de la Comisión Europea de que, antes de empezar a negociar el futuro pacto comercial bilateral, Londres debe asumir la factura correspondiente a su retirada de la Unión Europea. "Lo que los líderes europeos tienen muy claro es que, sí, quieren empezar las negociaciones por el dinero", declaró a ITV. "Lo que yo sé también es que, al final de estas negociaciones, debemos tener claro no solo el arreglo para el Brexit, la salida, cómo nos vamos, sino además cuál será nuestra futura relación" con el bloque, agregó. Preguntada sobre si se comprometería a pagar el coste del divorcio antes de que el Reino Unido salga de la UE, se limitó a recordar que "la UE ha dicho que nada está acordado hasta que todo lo esté". May añadió que el Reino Unido está "totalmente de acuerdo" con Bruselas en que la situación de los expatriados comunitarios debe ser una prioridad en las conversaciones. Líneas rojas fijadas en Bruselas Los Veintisiete (los países miembros de la UE sin el Reino Unido) aprobaron el sábado las directrices de las inminentes negociaciones con el Gobierno de Londres, que fijan como prioridad el respeto a los derechos de los ciudadanos tanto europeos como británicos. Confirmaron que la negociación se hará "en fases", centrándose primero en resolver "la desconexión del Reino Unido de la Unión" y aclarar el marco legal y, una vez haya "progreso suficiente" en esos temas, se podrá pasar a negociar un "entendimiento sobre el marco de la futura relación" entre los Veintisiete y el Reino Unido.