Infortelecom


Mark Rutte: «El pueblo ha dicho no a un tipo equivocado de populismo»

16-03-2017 - Fuente: abc.es
Mark Rutte: «El pueblo ha dicho no a un tipo equivocado de populismo»
El primer ministro holandés, Mark Rutte, ha celebrado los resultados electorales que auguran para su formación los sondeos a pie de urna y ha asegurado que la jornada electoral se ha caracterizado porque el pueblo ha dicho «no» a «un tipo equivocado de populismo». «Es una noche en la que el pueblo ha dicho no a un tipo equivocado de populismo», ha afirmado el premier, en referencia a la victoria de su formación, el Partido Popular por la Libertad y la Democracia (VVD), frente al Partido por la Libertad (PVV), que lidera el ultraderechista Geert Wilders. «Hoy vamos a tener fiesta pero mañana tenemos que volver a trabajar por Países Bajos», ha añadido Rutte, según informa el diario digital Dutch News. El premier holandés, que ha comparecido visiblemente satisfecho por los resultados pronosticados por los sondeos, ha mostrado también su satisfacción por la alta participación en los comicios. «Hoy ha sido una celebración de democracia, con todas esas filas en los centros electorales», ha añadido. Según el sondeo a pie de urna elaborado por Ipsos, el partido de Rutte habría sido la fuerza más votada, con 31 escaños, y la formación de Wilders se quedaría con 19 parlamentarios, empatada con la Llamada Demócrata Cristiana (CDA) y Demócratas 66 (D66). Con 16 representantes aparece Izquierda Verde y con 14 el Partido Socialista, según la encuesta. Las estimaciones podrían llegar a convertirse en realidad ya que con apenas el 11% escrutado el candidato liberal habría obtenido 32 escaños. Si se confirman estos resultados, Rutte tendría margen para negociar con otros partidos una alianza que le permitiría seguir en el poder, si bien se vería abocado a una coalición con al menos otras tres formaciones. El VVD, de hecho, podría haber cedido diez escaños -hasta ahora tenía 41-. Según el sondeo, la fragmentación del voto ha pasado factura especialmente al Partido del Trabajo, que se habría desplomado desde los 38 escaños obtenidos en las elecciones de 2012 hasta los escasos nueve con los que podría estar representado los próximos años. La participación habría superado el 80 por ciento, una cifra superior a la obtenida en anteriores citas electorales. Unos 13 millones de holandeses estaban llamados este miércoles a las urnas.