Infortelecom


Macron prolongará el confinamiento por el coronavirus al menos hasta el 10 de mayo

13-04-2020 - Fuente: abc.es
Macron prolongará el confinamiento por el coronavirus al menos hasta el 10 de mayo
Quienes creen saber lo que piensa Emmanuel Macron , citando fuentes «próximas» a la jefatura del Estado, afirman que el presidente francés prolongará el confinamiento nacional por el coronavirus hasta el 10, el 15, incluso el 30 de mayo, sin descartar posibles prolongaciones. El presidente de la República volverá a dirigirse a la nación este lunes a las ocho. Pueden confirmarse varios principios cardinales sobre ese mensaje: ?La situación sanitaria parece mejorar, pero es prudente confirmar e incluso endurecer el confinamiento. ?Cuando pueda comenzar el fin muy relativo del confinamiento, se irá procediendo de manera «escalonada». ?Macron tiene previsto nombrar una suerte de «ministro» del fin del confinamiento, con un «perímetro de poder» relativo. Se presta a Macron la intención de comenzar su mensaje televisado, con una frase muy parecida a esta: «Hay que seguir en casa?». Preparando esa intervención, Macron y su primer ministro, Édouard Philippe, han consultado e intercambiado puntos de vista con todas las fuerzas políticas nacionales, sindicales y empresariales. Macron ha dialogado personalmente con toda la elite sanitaria francesa, intentando hacer una «síntesis» personal de puntos de vista que no siempre son coincidentes sobre el futuro del confinamiento. Ha escuchando y puesto en contacto directo a los representantes de la patronal y los sindicatos, oficiando de «puente» para facilitar la comprensión mutua de los problemas sociales de fondo. Philippe, por su parte, ha sido el responsable de recibir y escuchar a los representantes oficiales de La República En Marcha (LREM, el partido de Macron), Los Republicanos (LR, derecha tradicional), Partido Socialista (PS), Partido Comunista Francés (PCF), La Francia Insumisa (LFI, extrema izquierda populista) y Agrupación Nacional (AN, extrema derecha populista). Macron tiene una mayoría parlamentaria absoluta y muy sólida. Pero considera indispensable conocer y comunicar sus posibles decisiones a las muy distintas familias de la oposición, antes de dirigirse a la nación con su visión personal de la crisis en curso. Planes espinosos aplazados Antes y durante el confinamiento que comenzó en Francia el 17 de abril pasado, dos días después de la primera vuelta de las elecciones municipales, Macron ha deseado que todas sus iniciativas presidenciales y gubernamentales sean sometidas al debate parlamentario, antes de ser aprobadas. Por su parte, los portavoces oficiales de su formación política, LREM, son partidarios de aplazar los proyectos parlamentarios que suscitan polémica, como la histórica reforma del sistema de pensiones y el previsible aplazamiento de la segunda vuelta de las elecciones municipales, que debía celebrarse el 22 de marzo pasado y no se celebrará antes del otoño que viene. Macron también ha multiplicado los contactos internacionales. Fuentes próximas al Elíseo afirman que dialoga regularmente con los más altos responsables de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que advierten del riesgo y la tentación de una salida «demasiado rápida» del confinamiento. Son numerosos quienes esperan en Francia el posible anuncio de algunas formas de «flexibilidad» del confinamiento. Grandes firmas nacionales o extranjeras, como Toyota France, han anunciado la vuelta al trabajo los próximos días, respetando los consejos básicos en materia sanitaria. El calendario político, religioso y festivo del mes de mayo parece aconsejar mucha prudencia. Las celebraciones religiosas y nacionales, la sucesión de puentes, parecen propicios a un «relajo» de la disciplina sanitaria. Riesgo en el que insisten fuentes próximas al Elíseo. De ahí que el previsible mensaje de Macron sea: «No hay que bajar la guardia. Hay que seguir respetando las consignas sanitarias y el confinamiento».