Infortelecom


Los sondeos vaticinan una fuerte subida de la extrema derecha e izquierda en la primera vuelta en Francia

01-01-1970 - Fuente: abc.es
Los sondeos vaticinan una fuerte subida de la extrema derecha e izquierda en la primera vuelta en Francia
A veintidós días de la primera vuelta de la elección presidencial, aumentan las intenciones de voto de la extrema derecha y extrema izquierda en detrimento del centro, la derecha y el socialismo, agravando la incertidumbre sobre el modelo político francés. Ante la primera vuelta del 23 de abril, Jean-Luc Mélenchon, candidato de extrema izquierda populista, saca 8 puntos de ventaja a Benoît Hamon, candidato socialista, y comienza a amenazar a François Fillon, según el último sondeo de Odoxa para el semanario «Le Point». Ante la segunda vuelta, la decisiva, el 7 de mayo, Emmanuel Macron, social reformista, continúa cotizándose como posible vencedor; pero Marine Le Pen, extrema derecha, crece de manera significativa. Según el sondeo de Odoxa / Le Point, estas son las intenciones de voto en la primera vuelta: Emmanuel Macron, 26 %. Marine Le Pen, 25 %. François Fillon, 17 %. Jean-Luc Mélenchon, 16 %. Benoît Hamon, 8 %. Ante la segunda vuelta, el mismo sondeo anuncia la posible victoria de Macron, con un 59 % de intenciones de voto (pierde 5 puntos), derrotando a Marine Le Pen, que «solo» conseguiría un 41 % (gana 5 puntos). A veintidós días de la primera vuelta, se trata de unos equilibrios de fuerza frágiles y volátiles, cuando la abstención se anuncia determinante, en ambas vueltas, amenazando con «desequilibrar» todos los pronósticos. En la primera vuelta, la posible abstención hace correr a Fillon corre dos riesgos: ser eliminado en la primera ronda, y, al mismo tiempo, sacar menos votos que el candidato de extrema izquierda populista. El candidato socialista, por su parte, está corriendo el riesgo de hundir el socialismo francés en el pozo negro de la crisis más grave de su historia, relegado un humillante quinto puesto en la elección «reina» del modelo francés. Ante la segunda vuelta, la victoria de la extrema derecha es menos improbable que ayer. Sin duda, los sondeos siguen anunciando la victoria del candidato social reformista, pero? Macron baja ligeramente en intenciones de voto, cuando Le Pen se consolida y crece. Si los electores de centro derecha se abstuviesen en la segunda vuelta, la victoria de la extrema derecha pudiera ser una realidad espectacular el 7 de mayo próximo.