Infortelecom


Los sondeos prevén el apoyo a una nueva Constitución en Chile, con participación ciudadana

22-10-2020 - Fuente: abc.es
Los sondeos prevén el apoyo a una nueva Constitución en Chile, con participación ciudadana
Miles de pequeños actos a lo largo de Chile cerraron este jueves la campaña electoral para el plebiscito del domingo próximo, cuando casi quince millones de electores concurrirán a las urnas para decidir el destino de la Constitución vigente desde hace 40 años, cuando fue promulgada por el régimen dictatorial de Augusto Pinochet. Las manifestaciones más vistosas, masivas y extendidas geográficamente fueron las que apoyan la opción «Apruebo», en la que se agrupa toda la oposición al Gobierno de Sebastián Piñera, y parte de los ministros integrantes del gabinete del gobernante, así como sectores de todos los partidos oficialistas, incluidos parlamentarios y alcaldes, como el más probable candidato de las derechas, Joaquín Lavín. La oposición a Piñera es un amplio arco de partidos que gobernaron la transición con presidentes como los demócratas cristianos Patricio Aylwin y Eduardo Frei, y los socialdemócratas Ricardo Lagos y Michelle Bachelet, al que se han sumado el Partido Comunista y el izquierdista Frente Amplio. Pero es una oposición dividida que durante esta campaña se organizó en cuatro comandos, que solo acordaron tener veedores (apoderados) en las casi 45.000 mesas de votación a la lo largo del país. Hubo solo un acto unificado: este jueves todos los comandos por el «Apruebo» realizaron un «banderazo» frente al palacio presidencial de La Moneda. La derecha, dividida La derecha gobernante, en tanto, se dividió la misma noche del 15 de noviembre del año pasado, cuando un sector intentó una férrea defensa de la Constitución vigente, mientras se imponía en los hechos el sector que «entregó» la Carta Magna de Pinochet como medio para aplacar las protestas sociales y la violencia en las calles que comenzaron masivamente días antes, el 18 de octubre, con la quema del metro de Santiago, saqueos y barricadas en todo el país. Los partidarios del «Rechazo» se han refugiado en los sectores acomodados de Santiago y han sido muy pocos los registros de sus salidas a las calles en las ciudades de regiones. Todas las encuestas de opinión coinciden en que los partidarios de mantener la actual Constitución sufrirán una fuerte derrota, las diferencias están sobre el porcentaje de ventaja que obtendrá la opción «Apruebo». Los sondeos también dan ventaja a la opción «Convención Constitucional» sobre la «Convención Mixta», la primera es paritaria e integrada por delegados elegidos por la ciudadanía, mientras la segunda incluye a la mitad de los parlamentarios en ejercicio. Cualquiera que sea el resultado, el proceso en sí es inédito. Por primera vez en su historia, Chile tendrá una Constitución que será redactada con participación ciudadana; con dos plebiscitos, uno de «entrada» (este domingo) que consulta por el cambio, y uno de «salida» que ratificará la nueva carta elaborada por un cuerpo constituyente paritario, inédito en el mundo, previsto para 2022. Las medidas sanitarias para la votación serán estrictas, cada elector deberá portar mascarilla, un bolígrafo de tinta azul y alcohol. Las personas mayores de 65 años tendrán horario diferenciado y el proceso durará doce horas, dos más que en elecciones anteriores. El número de locales de votación ?cuya seguridad estará a cargo de militares- creció un 25 por ciento, hasta llegar a 2.750 con el objetivo de dispersar a los votantes y facilitar la distancia física. Las cifras de contagio no bajan de los mil casos diarios. En este plebiscito también podrán votar 360.000 extranjeros habilitados, mientras en el exterior podrán votar unos 60.000 chilenos que previamente se han inscrito en los consulados de Chile en sus respectivos países de residencia.