Infortelecom


Las riñas entre Trump y Tusk enturbian el inicio de la cumbre de la OTAN

10-07-2018 - Fuente: abc.es
Las riñas entre Trump y Tusk enturbian el inicio de la cumbre de la OTAN
Un día antes de la cumbre de la OTAN que tendrá lugar en Bruselas, el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, y el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se han dedicado mensajes que tensan el encuentro entre los dos mandatarios. Por un lado, Donald Tusk ha advertido a su socio norteamericano de que «no existe mejor aliado para EE.UU. que la Unión Europea», asegurando que su gasto en Defensa es equiparable al de China y superior al de Rusia. Lo molesto para Trump resultó de las declaraciones de Tusk en una sesión con el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, y el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, en las que afirmó que Estados Unidos «no tiene demasiados aliados» y que debería de «apreciar» los que tiene. La respuesta de Trump a las palabras del presidente del Consejo se hizo eco poco después de subir al Air Force One, el avión presidencial. El Presidente afirmó: «Perdimos 151.000 millones de dólares el año pasado en comercio y, además, cubrimos al menos el 70 por ciento de la OTAN», agregando que el trato que recibe Estados Unidos como contribuidor y socio es «injusto» por parte de la Unión Europea. Trump reclamó, además, que se hiciera eficiente la misión de la UE de destinar un 2% del PIB de los países miembros a Defensa, permitiendo un ajuste en gasto «equiparable» al realizado por Estados Unidos en la OTAN. Gasto que, en prencipio, se solicita para 2024, lo que se ve dificultoso para algunos de los países miembros de la Unión. Otro de los reclamos de Tusk ha incidido en la cuestión de la cooperación. El presidente del Consejo recordó a Trump que «Europa fue la primera en responder a gran escala cuando Estados Unidos fue atacado y pidió solidaridad el 11-S. Soldados europeos han luchado hombro con hombro en Afganistán, 870 hombres y mujeres valientes sacrificaron sus vidas». Tusk animó a Trump a recordar este dato en la cumbre de mañana y en su reunión con Putin, que tendrá lugar en Helsinki el próximo 16 de julio. Añadió, además, que la cooperación en defensa a escala internacional no pasa «solo por el dinero», sino también por «auténtica ayuda», señalando que Estados Unidos se encuentra «aislado» en la defensa de Europa. Putin, amigo y enemigo A pesar de que Tusk ha señalado la importancia del encuentro entre Trump y el presidente ruso, Vladimir Putin, no ha dejado pasar la ocasión de referirse a Rusia como un «problema estratégico» en sus relaciones internacionales. Trump, por su parte, no ha querido responder a las palabras del presidente del Consejo. Uno de los cabos que quiere atar la UE aprovechando la visita de Trump es el conflicto con Ucrania, por lo que Tusk también ha instado al presidente estadounidense que ponga sobre la mesa de Putin en su reunión en Finlandia el asunto de los presos ucranianos y que exija su liberación. Putin, de momento, tan solo ha aclarado que el punto que no tratará con Trump es la anexión de Crimea, por lo que parece improbable que el mandatario ruso vaya a negociar la liberación de presos ucranianos. La divergencia entre Trump y Putin se encuentra ostensiblemente en Siria. La toma de posiciones de un bando u otro en la guerra -Trump con los rebeldes y Putin con el Gobierno de Siria- ha provocado anteriormente colisiones entre ambos líderes. El último ataque con armas químicas de las fuerzas progubernamentales fueron la primera piedra directa lanzada a la ventana de Putin por parte de Trump. La cumbre, opción de acuerdos La cumbre de la OTAN tendrá dos objetivos prioritarios. El primero, en materia de gasto económico, es relativo a la subida del porcentaje de PIB que invierte la Unión en Defensa. Actualmente, este gasto supone un 1,61% del PIB total de la Unión Europea, cuya cantidad asciende a 194.357 millones de euros. Los mayores contribuyentes a este gasto son Reino Unido (43,4 millones), Francia (39,2 millones), Alemania (33,5 millones), Italia (31,6 millones) y España (18,3 millones). El segundo objetivo consistirá en tratar cómo la OTAN puede cooperar en la lucha contra el yihadismo y qué papel puede desempeñar en esta tarea. Se espera, además, que Juncker, Jens Stoltenberg y Tusk firmen una declaración conjunta UE-OTAN en la que se hará especial hincapié en la movilidad militar, la ciberseguridad, las amenazas híbridas, la lucha antiterrorista y las mujeres y la seguridad.