Infortelecom


Las primarias en Florida y Arizona auguran un duelo entre trumpistas y demócratas radicales en noviembre

01-01-1970 - Fuente: abc.es
Las primarias en Florida y Arizona auguran un duelo entre trumpistas y demócratas radicales en noviembre
La jornada de primarias este martes en los estados de Florida y Arizona anticipa unas elecciones de mitad de mandato a cara de perro el próximo 6 de noviembre en Estados Unidos. La designación de candidatos republicanos fieles a Donald Trump y de aspirantes demócratas cada vez más escorados a la izquierda confirman la creciente polarización de los votantes estadounidenses ante unos comicios en los que se elegirá a 435 miembros de la Cámara de Representantes, un tercio de los cien senadores y a más de 30 gobernadores, y que dibujarán el escenario político en el país hasta 2021. La mayor sorpresa de la noche se dio en Florida, un estado clave al ser el mayor de los «swing states», aquellos donde el electorado cambia sus preferencias de unas elecciones a otras. Allí Andrew Gillum, actual alcalde de la capital del estado, Tallahassee, se alzó con la nominación para el cargo de gobernador frente a la principal favorita, la excongresista Gwen Graham, y el exalcalde de Miami Beach Philip Levine. Gillum, de 39 años, es un afroamericano que apenas contaba en las encuestas y que se presentaba como el único precandidato que no era millonario. Respaldado por el senador «socialista» y rival de Hillary Clinton en las primarias para las elecciones de 2016 Bernie Sanders, es partidario de suprimir el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) y de un sistema sanitario universal al estilo de los países europeos. El ascenso de Gillum sigue la línea de otros nominados demócratas antiestablishment y de tendencia izquierdista, al estilo de la joven hispana Alexandria Ocasio-Cortez, elegida candidata por su distrito del Bronx para la Cámara de Representantes. Andrew Gillum tendrá enfrente a Ron DeSantis, un veterano de la guerra de Irak respaldado por el propio Trump y miembro del ultraconservador Freedom Caucus. También de 39 años, se impuso al comisionado estatal de Agricultura, Adam Putnam. Gilum y DeSantis pelearán por el puesto que deja el republicano Rick Scott, que ahora será candidato al Senado. Candidata del aparato republicano en Arizona Mientras, en Arizona será un latino de corte progesista, David García, el candidato demócrata a gobernador. García se ha mostrado a favor de reformar el ICE y de la matrículas universitarias gratuitas. En el bando republicano, la candidata será la preferida del aparato del partido, la congresista Martha McSally, que se impuso a dos aspirantes de la línea dura, la antigua senadora estatal Kelli Ward y el sheriff del condado de Maricopa, Joe Arpaio, conocido por su actitud implacable con la inmigración ilegal. Scally se vio favorecida al dividirse el voto más afín a Trump entre los otros dos. El pasado lunes, el presidente estadounidense advirtió de la «violencia» de la izquierda en el caso de que los demócratas vencieran en las elecciones de noviembre. Una derrota republicana, señaló en un acto a puerta cerrada ante líderes evangélicos, sería el «principio del fin de todo», y se refirió en concreto a la libertades de expresión y religión.