Infortelecom


Las claves del acuerdo del Brexit entre el Reino Unido y la UE

17-10-2019 - Fuente: abc.es
Las claves del acuerdo del Brexit entre el Reino Unido y la UE
El acuerdo el Brexit entre los negociadores del Reino Unido y la Unión Europea, anunciado este jueves por Jean-Claude Juncker y Boris Johnson ha sido posible gracias a la nueva fórmula que se ha encontrado para la frontera en la isla de Irlanda, entre la República de Irlanda e Irlanda del Norte, hasta ahora el principal escollo. Sin embargo, el camino no está aún ni mucho menos despejado para que la salida del Reino Unido de la UE se produzca en la fecha prevista, el 31 de octubre, sobre todo porque no está claro que Johnson obtenga el respaldo del Parlamento británico dado el rechazo de los unionistas norirlandeses y los laboristas, entre otros. ¿Cuál es el problema de la frontera irlandesa en la negociación del Brexit? El límite entre la República de Irlanda y la provincia británica de Irlanda del Norte será la única frontera física entre el territorio de la Unión Europea y el Reino Unido una vez que este país quede fuera del bloque comunitario. Sin embargo, el Acuerdo de Viernes Santo por el que se puso fin al largo conflicto del Ulster establece que esa línea permanezca sin barreras, por lo que nadie quiere volver a levantarlas. Para evitarlo, el acuerdo al que habían llegado la anterior primera ministra británica, Theresa May, y las autoridades de Bruselas consistía en una salvaguarda, conocida en inglés como «backstop», por la cual Irlanda del Norte permanecería en la unión aduanera y el mercado único, algo que llevó a los sectores pro-Brexit más duros a tumbar reiteradamente el acuerdo en la Cámara de los Comunes. Los unionistas norirlandeses del DUP, claves en la mayoría parlamentaria de May y que rechazan ser tratados de forma distinta al resto del país, tampoco estaban satisfechos. ¿En qué consiste la nueva fórmula pactada entre Londres y Bruselas? El nuevo acuerdo anunciado este jueves establece que Irlanda del Norte sea legalmente parte del territorio aduanero del Reino Unido, lo que permitirá sostener que todo el país ha salido de la UE y que esa provincia británica se beneficia también de los futuros acuerdos comerciales a los que llegue Londres con terceros. Pero, al mismo tiempo, Irlanda del Norte permanecerá «alineada a una serie limitada de normas» comunitarias, «sobre todo relativas a los bienes», ha explicado el negociador europeo, Michel Barnier. Eso significa que todos los procedimientos aplicables a los bienes tendrán lugar en puntos de entrada en Irlanda del Norte, no en la República de Irlanda, explicó. ¿Cómo funcionará la aplicación de aranceles? Por una parte, las autoridades del Reino Unido podrán aplicar sus propios aranceles a los productos procedentes de terceros países que entren a Irlanda del Norte, pero no corran el riesgo de ir a parar al mercado único europeo. Por otra, ellas mismas se tendrán que encargar de aplicar los aranceles comunitarios a los bienes que entren a Irlanda del Norte si van destinados a Irlanda o al resto del mercado único europeo. Es lo que Michel Barnier llama «cuadrar el círculo». ¿Qué relación tendrán el Reino Unido y la Unión Europea en el futuro? La UE y el Reino Unido tienen la intención de negociar un acuerdo de libre comercio una vez que se consume el Brexit. «Cualquier otra opción, como la de un territorio aduanero común, se ha descartado», ha asegurado el negociador europeo, Michel Barnier. ¿Qué pasos faltan para que el acuerdo quede definitivamente aprobado? Por la parte europea, el texto revisado del acuerdo al que había llegado Theresa May con Bruselas, así como la nueva declaración de intenciones sobre la relación futura de Londres con la UE, deberá recibir el visto bueno de los Veintisiete (todos los países comunitarios salvo el Reino Unido), reunidos en el Consejo Europeo este jueves y viernes. El presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker, ha pedido al del Consejo, Donald Tusk, Juncker pidió este jueves a los Veintisiete que lo respalden. Así mismo, debe recibir la aprobación del Parlamento Europeo. En cuanto al Reino Unido, el acuerdo está pendiene de la aprobación del Parlamento británico, que rechazó hasta en tres ocasiones el que había alcanzado May con las autoridades de la UE. ¿Cuenta con Boris Johnson la mayoría parlamentaria suficiente como para que se apruebe el acuerdo? Los conservadores tienen actualmente solo 288 de los 650 escaños totales de la Cámara de los Comunes, por lo que sus votos son insuficientes para sacar adelante por sí solos el acuerdo. Por el momento, los unionistas norirlandeses del DUP han rechazado el nuevo acuerdo, al considerar que no vela por los «intereses a largo plazo» de la provincia británica. Tampoco la oposición laborista está dispuesta. Su líder, Jeremy Corbyn, consdiera que este acuerdo es peor que el que firmó Theresa May y ha pedido un nuevo referéndum. Además, falta por ver qué harán los 21 diputados a los que Boris Johnson expulsó del grupo parlamentario conservador por su rebeldía.