Infortelecom


La victoria de un nacionalista serbobosnio genera más inestabilidad en Bosnia

08-10-2018 - Fuente: abc.es
La victoria de un nacionalista serbobosnio genera más inestabilidad en Bosnia
El nacionalismo, eterna condena de los Balcanes, vuelve a mostrarse con toda su crudeza en Bosnia-Herzegovina, donde el domingo se celebraron elecciones para la presidencia tripartita del país. Los comicios han estado marcados por las permanentes tensiones étnicas e irregularidades. Solo ha votado el 53% de los ciudadanos con derecho de voto, un signo claro de la situación problemática del país, que desde el final de la guerra civil, hace 23 años, con más de 100.000 muertos, no ha encontrado la estabilidad. El nacionalista serbobosnio Milorad Dodik, próximo a Rusia, ha cantado victoria, asegurando que había conquistado el 55 % de los votos para ser uno de los tres presidentes. Bosnia está dividida en tres principales grupos étnico-lingüistico-religiosos: La mitad de los bosnios es musulmana, un tercio son serbios (cristianos ortodoxos) y el 15 por 100 croatas (católicos). Cada entidad vota por los suyos y la presidencia de Bosnia es rotatoria: En el curso de cuatro años, durante ocho meses la ocupa el representante ganador de cada uno de los tres principales grupos étnicos. Por parte croata, la victoria ha sido reivindicada por el socialdemócrata Zeljko Komsic, derrotando al nacionalista Dragan Covic, mientras por parte musulmana el vencedor ha sido Safik Dzaferovic, del partido conservador Sda. Irregularidades Los observadores independientes en los colegios electorales han subrayado que la votación ha estado precedido de varios episodios de abusos e intimidaciones realizados por grupos étnicos contra otros grupos. El hastío de la población contra la clase política se refleja en esta anécdota significativa: Los 700 habitantes de Podgora, pueblecito a las puertas de Sarajevo, impidieron la entrada a cualquier político, colocando pancartas con este texto: «¡No vengáis a hacer promesas! Y el domingo no cantéis victoria. Nos estáis mintiendo desde hace años. Ningún partido es bienvenido aquí». El resultado electoral continuará dejando a este país, el más pobre de Europa junto a Albania, sumergido en la inestabilidad. El nacionalista serbobosnio, Milorad Dodik, vencedor de la presidencia del país entre los serbios, un político sin prejuicios, amigo del presidente ruso Vladimir Putin tiene un discurso secesionista que pretende la separación de Bosnia de los territorios habitados por los serbios . Su victoria no es buena para Europa y sí para Putin.