Infortelecom


La república islámica militariza la gestión del coronavirus tras superar el medio millar de muertos

14-03-2020 - Fuente: abc.es
La república islámica militariza la gestión del coronavirus tras superar el medio millar de muertos
Días después de informar de las primeras muertes por coronavirus, la república islámica comenzó las obras para abrir una nueva sección en el cementerio de Qom, ciudad santa situada al sur de Teherán y primer foco de infección en el país. Imágenes captadas por satélite y difundidas por el diario The New York Times muestran la excavación de dos largas zanjas de una longitud de 90 metros y el diario estadounidense destacó que estas obras se realizaban mientras el discurso oficial trataba de restar importancia al impacto del virus. Reporteros locales confirmaron la apertura de un ala «especial y aislada» en el cementerio para los muertos por corona, pero aclararon que las ampliaciones en el cementerio son habituales debido al carácter santo de esta ciudad donde muchos iraníes quieren ser enterrados. The New York Times recordó que en los primeros días la república islámica minimizó el impacto del virus y no adoptó medidas de choque para prevenir su expansión, como el cierre de los santuarios. Un diputado de Qom elevó la voz, llamó mentiroso al Gobierno y denunció la muerte de al menos 50 personas en los hospitales de la ciudad, mientras que los datos oficiales hablaban de 12. Un día después, Iraj Harirchi, número dos de Sanidad y responsable de la operación contra el COVID19, compareció ante la prensa para negar estas acusaciones, una intervención entre sudores que poco después confirmaron que él mismo estaba infectado. Fue el primero de una larga lista de altos cargos, el último de ellos el asesor de Política Exterior del Líder Supremo, Ali Akbar Velayati. El Parlamento decidió cerrar sus puertas de forma temporal y se reabrirá en breve con sesiones online. Analistas iraníes en el extranjero cuestionan desde el primer día la transparencia de Teherán en la gestión de la crisis. Toque de queda 514 muertos y 11.369 infectados después Irán decidió militarizar la respuesta que permita frenar el avance del coronavirus en el país. El jefe del Estado Mayor, Mohammad Hosein Bagheri ordenó «vaciar las calles» en las próximas 24 horas y con una duración inicial de diez días. Esta especie de toque de queda incluye el «cierre de tiendas y carreteras» y el inicio de controles vía Internet, telefónica o en personas a todas las personas sospechosas de estar infectadas. Las fuerzas de seguridad serán las encargadas de implementar estas medidas de emergencia para intentar contener la situación en uno de los países más afectados del mundo y que se ha convertido en un foco de expansión hacia toda la región.