Infortelecom


La reagrupación de refugiados dificulta la gran coalición alemana

27-11-2017 - Fuente: abc.es
La reagrupación de refugiados dificulta la gran coalición alemana
«Gran coalición sí, pero no a cualquier precio», advertía ayer el presidente de Baviera y todavía presidente también de la Unión Socialcristiana (CSU), Horst Seehofer, que desde el partido hermano pequeño de la CDU de Merkel advertía a los socialdemócratas del SPD que «solo les puedo aconsejar que no lleguen con una cantidad exagerada de exigencias a las conversaciones, sino que mantengan los pies en el suelo». La condición socialdemócrata que más preocupa a Seehofer es la reimplantación del derecho de los refugiados con estatus de asilo a la reagrupación familiar, lo que supone traer a Alemania a los familiares que han dejado atrás, en sus países de origen, y multiplicaría el número de refugiados en Alemania hasta límites incalculables. Este derecho, garantizado por ley, fue suspendido temporalmente ante la avalancha de refugiados de 2015 y aún no se ha restaurado. Ya supuso un escollo insalvable en las negociaciones de la coalición Jamaica y ahora amenaza con paralizar las conversaciones para una posible gran coalición. «Naturalmente estableceremos unas líneas rojas que los socialdemócratas no podrán traspasar», aseguraba ayer el presidente de Hesse, Volker Bouffier, a la entrada de una reunión de la directiva de la CDU para fijar estrategia de negociación y posibles escenarios que anoche continuaba en la Casa Konrad Adenauer. Documentos internos filtrados a la prensa señalan que la CDU se fija como fecha tope la Navidad. «Si para esa fecha no hay acuerdo, la CDU debe plantearse una gobierno en minoría», dice el papel. «No hay un atomatismo hacia la gran coalición, no va a ser fácil pero tampoco vamos a firmar cualquier cosa», decía la presidenta de Mecklemburgo-Pomerania, Manuela Schwesig, presente en la reunión. También desde el SPD se esforzaba ayer por subrayar que «no hay que dar por hecha ya la gran coalición». «Nadie puede decir todavía si habrá gran coalición o no, porque nadie lo sabe», afirmaba el todavía ministro de Exteriores, Sigmar Gabriel. «En lo que todos estamos de acuerdo es que no es una buena idea decir a los alemanes que nuestra pretensión de la democracia es que voten todas las veces que haga falta hasta que el resultado se ajuste a nosotros», argumentó, y que «la situación inestable en el centro de Europa no puede prolongarse en el tiempo». Según una encuesta de Emnid, el desarrollo de las negociaciones favorece a los grandes partidos. La CDU sube del 31% al 33% y el SPD gana también un punto, hasta el 22%, mientras que los pequeños retroceden. La antieuropea y xenófoba Alternativa para Alemania (AfD) pierde dos puntos, hasta el 11%.