Infortelecom


Imputada la jefa de gabinete de Le Pen por «abuso de confianza»

23-02-2017 - Fuente: abc.es
Imputada la jefa de gabinete de Le Pen por «abuso de confianza»
La jefa de gabinete de la líder del Frente Nacional, Marine Le Pen, fue imputada formalmente ayer miércoles por «abuso de confianza» en el marco de las investigaciones abiertas a raíz del uso indebido de fondos del Parlamento Europeo, según informa el diario francés «Le Monde». La jefa de gabinete, Catherine Griset, y el guardaespaldas Thierry acudieron el miércoles por la mañana a la Dirección Central para la Policía Judicial para ser interrogados por sus supuestos empleos ficticios como asistentes de Le Pen en la Eurocámara. Al término de este encuentro, Griset fue imputada formalmente por el supuesto encubrimiento de un delito de abuso de confianza, según fuentes citadas por el periódico 'Le Monde'. Legier, por su parte, ha quedado en libertad sin cargos. El abogado de la candidata a la Presidencia, Marcel Ceccaldi, ha lamentado, en declaraciones a Reuters, que el asunto es una «manipulación» que busca desestabilizar la campaña del Frente Nacional de cara a las elecciones presidenciales en Francia, en las que los sondeos sitúan a Le Pen en cabeza de cara a la primera vuelta del 22 de abril. Por su parte, la líder del Frente Nacional ha señalado que «los franceses saben exactamente diferenciar entre los verdaderos asuntos y las cábalas políticas». «Lo saben pertinentemente», ha respondido a los periodistas que le han preguntado por el interrogatorio de sus dos ayudantes tras visitar una prisión en Seine-et-Marne El interrogatorio del guardaespaldas y la jefa de gabinete de Le Pen se produce después de que este lunes la Policía francesa registrara la sede central del Frente Nacional, en el marco de las investigaciones abiertas por el uso fraudulento de fondos europeos para la contratación de empleados del partido. El registro, el segundo, se enmarcó en el proceso abierto el 15 de diciembre y en el que se intentan aclarar, varios delitos, entre ellos el de fraude o abuso de confianza. El caso, sin embargo, se remonta a marzo de 2016, cuando se alertó a la oficina europea antifraude (OLAF) de posibles irregularidades en la contratación de empleados del Frente Nacional a cargo de las cuentas de la Eurocámara. La agencia confirmó el fraude en dos casos, los de Légier y Griset, quienes fueron contratados de forma paralela como asistentes parlamentarios de Le Pen en el Parlamento Europeo.