Infortelecom


Finlandia y Suecia entregan «en mano» a la OTAN su solicitud formal para integrarse en la Alianza

18-05-2022 - Fuente: abc.es
Finlandia y Suecia entregan «en mano» a la OTAN su solicitud formal para integrarse en la Alianza
Ya es oficial. Finlandia y Suecia han presentado esta mañana los documentos de solicitud de adhesión a la OTAN. Los embajadores de los dos países entregaron los documentos pertinentes al Secretario General Jens Stoltenberg en la sede de la Alianza en Bruselas, mientras en las capitales de los dos países nórdicos se celebra este histórico paso con actos de varios partidos políticos. «Este es un hecho histórico en un momento crítico para nuestra seguridad», ha dicho Stoltenberg al recibir las solicitudes, a las que ha dado la bienvenida recordando que «ustedes son nuestros aliados más cercanos». El Consejo de la OTAN, integrado por los 30 estados de la Alianza, se ocupará ahora del procedimiento. «Me alegra que hayamos tomado el mismo camino y que podamos hacerlo juntos», ha saludado la primera ministra sueca Magdalena Andersson, que junto con el presidente de Finlandia viajará mañana jueves a Washington para reunirse con el presidente estadounidense, Joe Biden. Después de que el presidente ruso, Vladimir Putin, redujese aparentemente sus amenazas de represalias por la entrada de los dos países en la OTAN, el principal obstáculo ahora parece provenir de Turquía, uno de los países miembros y cuya ratificación es indispensable al igual que la del resto. El gobierno de Ankara ha confirmado su negativa a la entrada de Suecia y Finlandia, a pesar de las discusiones diplomáticas desarrolladas durante el fin de semana. Turquía «no cederá», sostiene el presidente Recep Tayyip Erdogan, acusando de nuevo a Suecia de ser «el vivero de organizaciones terroristas» Dentro de la OTAN, sin embargo, hay esperanzas de salvar este obstáculo porque Turquía busca contrapartes a cambio de su aprobación Turquía «no cederá», dijo el presidente Recep Tayyip Erdogan, acusando de nuevo a Suecia de ser «el vivero de organizaciones terroristas» y acusando a este país de haber implementado sanciones contra su país por la situación relacionada con los kurdos. Turquía critica en particular a los dos países nórdicos por no aprobar las solicitudes de extradición de personas a las que su gobierno acusa de ser miembros de «organizaciones terroristas», como el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), o por haber congelado las exportaciones de armas a Turquía. Dentro de la OTAN, sin embargo, hay esperanzas de salvar este obstáculo porque Turquía busca contrapartes a cambio de su aprobación. Los dos diplomáticos se saludan en la sede de la OTAN - EFE Una de ellas podría ser que Estados Unidos le venda finalmente su avión de combate F-35. Un portavoz de la Casa Blanca ha confirmado que «estamos trabajando en ello». También el presidente finlandés se ha mostrado «optimista» sobre la posibilidad de conseguir el apoyo de Turquía, «con la ayuda de debates constructivos». Por su parte, Andersson ha declarado que «Suecia espera trabajar con Turquía en la OTAN y esta cooperación puede ser un elemento de nuestra relación bilateral». También ha asegurado que Estocolmo «está comprometida con la lucha contra todas las formas de terrorismo». «Confiamos en nuestra capacidad para preservar el consenso dentro de la Alianza» a favor de la adhesión, ha añadido el portavoz de la diplomacia estadounidense, que insiste en que, a pesar de las declaraciones del presidente turco, este sentimiento «no ha cambiado». El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, se reunirá el miércoles con su homólogo turco, Mevlut Cavusoglu, en Nueva York, y será en esta reunión donde el asunto pueda avanzar. Intensificación de la cooperación en el Báltico El paso que dan Suecia y Finlandia supone un giro importante en su política de no alineamiento desde la II Guerra Mundial y ha requerido de una rectificación histórica de los partidos políticos de izquierda en ambos países, tradicionalmente opuestos a la OTAN. Al final de una sesión de debate de dos días de duración, el Parlamento finlandés aprobó ayer el plan de adhesión por 188 votos a favor y ocho en contra. «Es un resultado excepcional, no esperaba que fuera tan claro. La votación es clara, no hay más discusiones», se asombró el ministro finlandés de Exteriores, Pekka Haavisto, antes de firmar la solicitud de adhesión de su país. La ministra de Relaciones Exteriores de Suecia, Ann Linde, había firmado anteriormente la solicitud de Suecia en una ceremonia el martes. Solamente con esas firmas sobre la mesa y sin que hubiesen presentado formalmente la solicitud en Bruselas, la vecina Alemania ya adelantó ayer que intensificará su colaboración militar con Suecia y Finlandia, que buscan garantías de seguridad durante el proceso de adhesión a la OTAN. «Vamos a intensificar durante ese periodo nuestra cooperación militar, especialmente en la región del Báltico, con ejercicios militares comunes», dijo el canciller alemán Olaf Scholz, que precisó que Suecia y Finlandia pueden contar con el apoyo de Alemania, «especialmente en esta situación tan particular» antes de su ansiado ingreso en la OTAN. «A partir de ahora, ya es claro que nuestros países están vinculados por la obligación de ayudarse unos a otros de acuerdo con el artículo 51 de la Carta de las Naciones Unidas, de brindar toda la asistencia y apoyo posibles para protegerse unos a otros». Ofreció su garantía.