Infortelecom


El Partido Republicano reclama un referéndum para que Texas sea un país independiente de EE.UU.

22-06-2022 - Fuente: abc.es
El Partido Republicano reclama un referéndum para que Texas sea un país independiente de EE.UU.
Texas podría pasar a ser un país independiente. Así lo desean algunos miembros del Partido Republicano de este estado, el segundo más poblado de los Estados Unidos con 29 millones y medio de ciudadanos, que reclaman un referéndum para decidir su soberanía. Lo cierto es que Texas ya fue independiente en dos ocasiones a lo largo del siglo XIX, en 1836 y 1861, durando en ambas ocasiones nueve años, hasta su eventual reincorporación al país. Texas se sumaría a la tendencia internacional de la reclamación de la identidad nacional propia, como ha pasado con Escocia, Flandes o Cataluña. El diario inglés The Independent informa de que en la convención bienal del Partido Republicano de Texas, celebrada este mes de junio, los conservadores han pedido que se apruebe un proyecto de ley para que se vote esta cuestión en los comicios texanos de 2023, y así «reafirmar su condición como nación independiente». En 1869 la Corte Suprema falló al respecto de esta reclamación en el caso 'Texas vs. White', cuando el estado era independiente del resto de los Estados Unidos, y un año después volvió a formar parte del país, ya de forma definitiva, tras la Guerra Civil. En 2006, la Justicia volvió a pronunciarse, cuando el magistrado Antonin Scalia defendió que «si hubo algún problema constitucional resuelto por la Guerra Civil, es que no hay derecho a la secesión», como informa el mencionado periódico británico. Contra la Ley de Voto, los gays y Joe Biden Este no es el único debate que abrieron los republicanos texanos. Esta delegación del partido de Trump, Bush y Reagan, conocida por ser la más conservadora y polemicista de dicha formación, votaron a favor de rechazar el resultado de las elecciones de 2020, respaldando así la tesis de que Joe Biden es un «presidente ilegítimo». Asimismo, defendieron la legalidad de las armas y solicitaron la derogación de la Ley de Derecho al Voto de 1965 y que se considere la homosexualidad como «una opción de estilo de vida anormal»: «Creemos que no debería haber concesión de derechos legales especiales o creación de un estatus especial para el comportamiento homosexual, independientemente del estado de origen», defendieron, también según The Independent. Las decisiones tomadas y votadas en estos eventos del partido no tienen validez legal vinculante, y su objetivo no es otro que encaminar el próximo programa electoral y el discurso ideológico republicano.