Infortelecom


El nuevo Concepto Estratégico de la OTAN recoge los «desafíos de seguridad» del sur sin mencionar a Ceuta y Melilla

29-06-2022 - Fuente: abc.es
El nuevo Concepto Estratégico de la OTAN recoge los «desafíos de seguridad» del sur sin mencionar a Ceuta y Melilla
Los 30 países de la Alianza Atlántica han aprobado un nuevo Concepto Estratégico donde subrayan que «si bien la OTAN es una Alianza defensiva, nadie debe dudar de nuestra fuerza y ??determinación para defender cada centímetro del territorio aliado, preservar la soberanía y la integridad del territorio de todos los Aliados y prevalecer contra cualquier agresor». «En un entorno de competencia, mejoraremos nuestra conciencia global y alcance para disuadir, defender, impugnar y negar en todos los dominios y direcciones, en línea con nuestros 360 grados», se subraya. De este modo, la OTAN reconoce las aspiraciones españolas de tener en cuenta también los desafíos y amenazas procedentes del flanco Sur, principalmente de la zona del Sahel y Norte de África. Eso sí, la Alianza Atlántica no menciona expresamente a Ceuta y Melilla en el documento que servirá de hoja de ruta de la OTAN para los próximos años. A las dos ciudades autónomas no se las cita. Mención al Norte de África y el Sahel El punto 11 del apartado del 'Entorno estratégico' también tiene un apartado dedicado al flanco sur, subrayando los desafíos y amenazas provenientes de África y Oriente Próximo y mencionando expresamente al Sahel: «Los conflictos, la fragilidad y la inestabilidad en África y Oriente Medio afectan directamente a nuestra seguridad y la seguridad de nuestros socio», se destaca sin mencionar, como es obvio por otra parte, la situación de Ceuta y Melilla. El nuevo Concepto Estratégico «reafirma el objetivo clave de la OTAN de asegurar la defensa colectiva, basada en una aproximación de 360 grados», según el documento «El vecindario sur de la OTAN, particularmente las regiones de Oriente Próximo, Norte de África y el Sahel, enfrentan problemas interconectados, desafíos de seguridad, demográficos, económicos y políticos. Estos se agravan por el impacto del cambio climático, instituciones frágiles, emergencias sanitarias e inseguridad. Esta situación proporciona un terreno fértil para la proliferación de organizaciones no estatales. grupos armados, incluidas las organizaciones terroristas. También permite desestabilizar y interferencia coercitiva de competidores estratégicos», explica el nuevo Concepto Estratégico. En el prefacio se reconoce que el nuevo Concepto Estratégico «reafirma el objetivo clave de la OTAN de asegurar la defensa colectiva, basada en una aproximación de 360º», es decir, en todas las direcciones incluyendo el flanco sur. «Rusia es la amenaza más significante» El documento consta de 16 páginas con 49 puntos divididos en un prefacio, objetivo y principios, entorno estratégico, misiones clave de la OTAN y tres medidas para asegurar el éxito sostenido de la Alianza. Cómo no, en el punto octavo del entorno estratégico se define a Rusia como «la amenaza más significativa y directa para la seguridad de los Aliados y para la paz y la estabilidad en la zona euroatlántica. Pretende establecer esferas de influencia y control directo a través de la coerción, la subversión, la agresión y la anexión. Utiliza medios convencionales, cibernéticos e híbridos contra nosotros y nuestros socios». «La acumulación militar de Moscú desafía nuestra seguridad e intereses» El mismo punto también alude a la «postura militar coercitiva de China y voluntad comprobada de usar la fuerza para perseguir sus objetivos políticos que socavan el orden internacional basado en reglas. La Federación Rusa ha modernizando sus fuerzas nucleares [..] Tiene como objetivo desestabilizar los países de nuestro Este y Sur. En el Ártico, su capacidad para socavar la libertad de navegación a través del Atlántico Norte es una estrategia y desafío a la Alianza. La acumulación militar de Moscú, incluso en el mar Báltico, Negro y Mediterráneo, junto con su integración militar con Bielorrusia, desafían nuestra seguridad e intereses». Hay que constatar que el documento dedica gran parte de los puntos a la nueva realidad que afronta la OTAN, influenciada por «la guerra de agresión de Rusia contra Ucrania»: «La región euro-atlántica no está en paz. La Federación Rusa ha violado las normas y principios que han contribuido a un orden de seguridad estable y predecible en Europa». En el nuevo documento, los aliados no descartan «la posibilidad de un ataque contra la soberanía y la integridad territorial de los Aliados». Punto 13, clave: China, incluida por primera vez El Concepto Estratégico de la OTAN aprobado en Madrid también incluye por primera vez a China. Sobre todo en los puntos 13 y 14 «Las ambiciones declaradas y políticas coercitivas de la República Popular China desafían nuestros intereses, seguridad y valores. La República Popular China emplea una amplia gama de herramientas políticas, económicas y militares para aumentar su huella global y proyectar poder, mientras permanece opaco sobre su estrategia, intenciones y desarrollo militar», indica el documento. La OTAN estima que las operaciones híbridas y cibernéticas maliciosas de China, así como su retórica de confrontación y la desinformación apuntan a los Aliados y daña la seguridad de la Alianza. «China busca controlar sectores clave tecnológicos e industriales, infraestructuras críticas, materiales estratégicos y las cadenas de suministro», se subraya. «Utiliza su influencia económica para crear dependencias estratégicas y potenciar su influencia. Se esfuerza por subvertir el orden internacional basado en reglas, incluso en los dominios espacial, cibernético y marítimo. La profundización estratégica de la asociación entre la República Popular China y la Federación Rusa y sus intentos, que se refuerzan mutuamente, de socavar el orden internacional basado en normas va en contra de nuestros valores e intereses», deja claro un documento de la OTAN que ya mira sin complejos al desafío chino.