Infortelecom


El gasto militar y los aranceles dividen a EE.UU. y sus aliados

11-07-2018 - Fuente: abc.es
El gasto militar y los aranceles dividen a EE.UU. y sus aliados
La OTAN reveló ayer sus últimos datos de inversión en defensa con unas cifras estimativas de 2018 en las cuales ocho países alcanzarían el 2 por ciento del Producto Interior Bruto en gasto. EE.UU. (3,50%), Grecia (2,77%), Estonia (2,14%), Reino Unido (2,10%) y Letonia (2%) cumplirían en este momento el requisito; Polonia (ahora con un 1,98%), Lituania (1,96%) y Rumanía (1,93%) tienen iniciativas legislativas acordadas para alcanzar el objetivo del 2% a lo largo de este año. En 2014, cuando la OTAN decidió poner freno a los recortes en defensa con el impulso del presidente estadounidense Barack Obama, solo tres países superaban ese 2% (EE.UU., Grecia y Reino Unido). El anuncio se produjo a pocas horas del arranque de la Cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de los 29 países aliados en Bruselas, que se celebra hoy y mañana. A la cita acude el presidente de EE.UU., Donald Trump, con la clara demanda de que los países europeos de la OTAN y Canadá realicen más inversiones en defensa. Ayer mismo, antes de despegar desde Washington, Trump publicó dos mensajes en su cuenta de Twitter donde no deja dudas sobre cuál será su principal objetivo en las conversaciones que mantenga con Angela Merkel, Emmanuel Macron o Pedro Sánchez, quien se estrena en foro trasatlántico, y demás líderes cuyos países no cumplan con el criterio del 2% del PIB. Altura de miras «Los países de la OTAN deben pagar MÁS, los EE.UU. deben pagar MENOS. ¡Muy injusto!». Y «Preparándonos para partir hacia Europa. Primera reunión-OTAN. Los Estados Unidos están gastando mucho más que cualquier otro país para protegerlos. No es justo para el contribuyente de los Estados Unidos. Además de eso, perdemos 151.000 millones de dólares en comercio con la Unión Europea. ¡Nos ponen grandes aranceles (y barreras)!» fueron los mensajes de Trump que corrieron como la pólvora en la nueva sede de la OTAN. Según los datos facilitados por la OTAN, mientras que EE.UU. invirtió el pasado año 618.000 millones de dólares en sus presupuestos de defensa, los 27 países aliados restantes invirtieron 301.000 millones (falta Islandia que no tiene estructuras militares). Para apaciguar los ánimos y con el objetivo de que la Cumbre de Bruselas no reedite el fiasco y la división del último G-7, el secretario general de la OTAN, el noruego Jens Stoltenberg, anunció ayer en su rueda de prensa previa que los países europeos de la Alianza Atlántica y Canadá invertirán desde este momento y hasta 2024 unos 266.000 millones de dólares extra en sus presupuestos de defensa. Asimismo, Stoltenberg se mostró confiado en que la OTAN dé esa imagen de unidad necesaria para ser eficaz en la disuasión y que la cuestión de la guerra de aranceles entre EE.UU. con la UE y Canadá no empañe iniciativas que se adoptarán en el campo de la lucha contra el yihadismo, la estabilidad del Sur y Oriente Próximo, para disuadir a Rusia o en ciberdefensa. «Las diferencias existen, y no sólo en comercio también en cambio climático. Pero mientras existan, trataré de minimizarlas para que no tengan un impacto en la seguridad y defensa», reconoció el secretario general de la OTAN, organización que el próximo año cumplirá 70 años. En una de sus respuestas a la Prensa, Stoltenberg quiso agradecer al presidente Trump, «su liderazgo» para provocar que los países de la OTAN eleven sus presupuestos. «Invertir en defensa es una cuestión de credibilidad», subrayó Stoltenberg. Uno de los encuentros más esperados será entre Donald Trump y la canciller alemana, Angela Merkel, cuyo país se sitúa sólo en el 1,24% del PIB en inversión de defensa. «Alemania es la economía más fuerte de Europa, por ello debe invertir más», subrayó ayer la embajadora estadounidense en la OTAN, Kay Bailey Hutchison. Trump, que se reunirá con el presidente ruso, Vladimir Putin, el día 16 en Helsinki, ha llegado incluso a amenazar con retirar los 37.000 militares que EE.UU. despliega en suelo alemán. Está por ver si cumplirá en parte con su amenaza. Declaración conjunta Para tratar de aplacar las demandas de Trump, el secretario general de la OTAN firmó ayer una declaración conjunta con el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, y el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, por la cual se fortalece la cooperación UE-OTAN y se insta a los «Estados miembros de la UE a dar mayor prioridad a la seguridad y la defensa en lo debates sobre el próximo presupuesto de la UE a largo plazo». Sobre las nuevas iniciativas industriales en el ámbito de la UE como la Pesco (Cooperación Estructurada Permanente) y otras en la Alianza Atlántica se reafirma asimismo que deben ser inversiones para desarrollar nuevos sistemas de armas y capacidades militares «coherentes, complementarios e interoperables. Deben estar disponibles para ambas organizaciones, sujetas a las decisiones soberanas de los países que las poseen». «Los esfuerzos de la UE también fortalecerán a la OTAN y, por lo tanto, mejorarán nuestra seguridad común. Para los aliados de la OTAN, tales esfuerzos fomentan un reparto equitativo de la carga, los beneficios y las responsabilidades, de acuerdo con su compromiso asumido en el compromiso de inversión en defensa», reza el texto conjunto firmado por ambas organizaciones apenas veinticuatro horas antes de que Trump irrumpa en Bruselas.