Infortelecom


El Congreso de El Salvador aprueba una ley para reabrir la economía por fases

19-05-2020 - Fuente: abc.es
El Congreso de El Salvador aprueba una ley para reabrir la economía por fases
El Congreso de El Salvador aprobó cerca de la madrugada de este martes una ley que establece la reactivación de la economía en cuatro fases a lo largo de 120 días, pese al anunció del presidente salvadoreño, Nayib Bukele, de que vetará la legislación. Esta aprobación se da en medio de una escalada de las tensiones entre el mandatario con el órgano Legislativo, de mayoría opositora, y Judicial por decisiones que, según Bukele, le quitan herramientas y facultades para enfrentar la pandemia. La ley, que ordena una serie de medidas que permitan la reanudación gradual de las actividades económicas y administrativas, fue aprobada con 63 votos de los 84 diputados. Esta legislación supone la suspensión de medidas dictadas por el Gobierno, como la prohibición del servicio de transporte público y la salida para compra de alimentos y medicinas mediante el último dígito del número de identidad. Rodolfo Parker, del Partido Demócrata Cristiano (PDC, derecha), sostuvo que la ley lleva a los salvadoreños a «nuevas formas de convivencia, mientras este virus sea un azote para nuestro pueblo». El diputado René Portillo, de la Alianza Republicana Nacionalista (Arena, derecha), aclaró que «esta ley no es una ley de emergencia», sino que es una legislación «para regular la emergencia producto de la pandemia». Cuarentena y moratoria El diputado Raúl Bonilla, miembro del Partido de Concertación Nacional (PCN, derecha), aclaró que «las cuarentenas están vigentes hoy, mañana y por muchos días». La legislación establece que a lo largo de 120 días se abrirán gradualmente las actividades que requieran concentración de personas, pero mantiene la obligación de garantizar un espacio mínimo de metro y medio entre trabajadores y las medidas de limpieza constante. Los últimos en incorporarse a sus trabajos serán las personas mayores de 60 años y quienes padezcan una enfermedad crónica. Por otra parte, amplía hasta el mes de junio una moratoria del pago de servicios básicos, probada inicialmente para los marzo, abril y mayo, por lo que la deuda generada no se pagará inmediatamente, sino que se distribuirá en los siguientes pagos. Veto presidencial El presidente salvadoreño, Nayib Bukele, anunció mediante su cuenta de Twitter que vetará la ley, lo que supone que los legisladores tendrían que votarlo nuevamente para desechar la decisión presidencial y que la Corte Suprema decida qué órgano tiene la razón. «Esta es una ley que busca el contagio masivo de los salvadoreños. Solo hay que leer este tipo de artículos para comprobarlo.La historia los recordará, por esta infamia», sostuvo el mandatario. La noche del lunes, Bukele arremetió durante una conferencia de prensa contra los diputados y magistrados de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema por supuestamente quitarle facultades y herramientas para combatir el COVID-19. La Sala de lo Constitucional suspendió temporalmente el lunes un decreto de emergencia nacional dictado por el mandatario el sábado, y que emitió sin contar con el Congreso. Los magistrados ordenaron esta medida cautelar tras admitir una demanda de inconstitucionalidad para determinar supuestos vicios de forma y si el jefe de Estado ejerció una función del poder legislativo «sin justificación». El presidente salvadoreño, que apareció ante la prensa tras más de 50 días de no declarar personalmente ante los medios, sostuvo que la decisión de la Sala representa es un «precedente nefasto» y una «invasión de funciones» porque, a su juicio, sí tiene la facultad de decretar el estado de emergencia. Por otra parte, el mandatario anunció que presentará al Congreso su propio plan para retomar las actividades económicas, pero que estará condicionada a la ampliación de la cuarentena domiciliar hasta inicios de junio. El próximo 21 de mayo vence la cuarentena «absoluta» y «rígida» declarada por el Gobierno con el respaldo de una ley que vence el día 19 y que no será prorrogada por los diputados. Según el último recuento oficial, El Salvador registra 1.498 casos confirmados de COVID-19, 30 fallecidos y 1.142 pacientes sospechosos de contagio.