Infortelecom


Diosdado Cabello sugiere regresar al «trueque» para fortalecer el bolívar y desterrar el dólar

27-08-2019 - Fuente: abc.es
Diosdado Cabello sugiere regresar al «trueque» para fortalecer el bolívar y desterrar el dólar
El chavista Diosdado Cabello reaccionó la noche del lunes por el uso del dólar en Venezuela, que ha desplazado al bolívar ?moneda oficial? en los pagos de bienes y servicios, una opción que ha sido un mecanismo de defensa para los venezolanos en medio de la acuciante crisis económica. El «número dos» del régimen dijo que hay que fortalecer la moneda nacional, obligando a que se use el pago en bolívares o aplicar el «trueque» con el objetivo de desterrar la moneda americana. «Lo que nosotros debemos hacer es fortalecer nuestro bolívar, obligar a que las transacciones sean en bolívares o trueque», dijo Cabello. Asimismo, aseguró que la economía de su país es una batalla que el chavismo tiene pendiente. Cabello también se quejó de una «inflación en dólares» en el país petrolero y cuestionó lo que hacen con el dólar: «Va a comprar algo ahora (y) te lo dicen así, cinco dólares hoy, (..) la semana que viene vale ocho (..) ¿a cuenta de qué una inflación en el dólar?». Según el director de la firma Ecoanalítica, Asdrúbal Oliveros, en el país no existe una inflación en dólares, sino «que el costo de vida en dólares sube y el poder de compra ha disminuido (..) y como las cosas en Venezuela cada día suben más rápido de lo que la gente cambia los dólares, que es la depreciación, entonces se necesita más cantidad de dólares para comprar los mismos bienes». Oliveros explicó a ABC que «el proceso de dolarización en Venezuela es prácticamente irreversible, y es algo que la gente ha asumido en su cotidianidad. Y el trueque es una expresión de atraso, y es algo que lo ha superado la economía». Un tercio de la población Esa visión la comparte Henkel García, director de Econométrica, quien explicó además que «esas fluctuaciones son comunes y sobre todo en un periodo de inestabilidad en el tipo de cambio que empezó en 2002. Desde 2018, los precios han sido muy superior a la variación del tipo de cambio lo que ha hecho que el dólar pierda poder de compra a lo interno». Para Diosdado, es responsabilidad de la oposición y de EE.UU. que «quieren hacer daño a nuestro pueblo» por medio de lo que ellos han llamado «la guerra económica», un término que ha utilizado el régimen chavista para acusar a sus detractores. El dólar ha desplazado al bolívar y se ha situado como valor referencial para fijar precios tanto de productos como de servicios. Sin embargo, solo un tercio de la población tiene acceso a las divisas, y por lo tanto, más oportunidades para adquirir productos de la canasta básica alimentaria, e incluso para importar alimentos y medicinas, algo que los expertos han denominado «economía dual», en la que un sector de la población es primitiva y está empobrecida; y otro sector más pequeño tiene más alternativas por el acceso a las divisas estadounidense y europea. Para que una familia de cuatro miembros pueda mantenerse a flote en el país, requiere 700 euros por mes, sin embargo las ofertas salariales están muy por debajo de eso. Este martes, el precio de cada unidad de dólar en el país petrolero se disparó a 20.200 bolívares, ubicando el salario mínimo mensual en 2.50 euros, por lo que el ingreso mínimo en Venezuela es de 40.000 bolívares. Tarjeta de vacunación La misma crisis económica, entre otros problemas, ha desencadenado una estampida de 4 millones de venezolanos que han huído de su país hacia otros: Perú (768.000), Chile (288.000), Ecuador (263.000), Brasil (168.000) y Argentina (130.000). David Smolansky, exalcalde venezolano y actual coordinador de la OEA para la crisis de migrantes y refugiados venezolanos, informó la aprobación de una Tarjeta Unificada de Vacunación para los venezolanos: «Esto permitirá compartir la información entre los países y evitar las revacunaciones. Buen ejemplo de política común en la región». Funcionarios de salud de Estados Unidos, Colombia, Ecuador, Panamá, Canadá, Haití, República Dominicana, Argentina, Perú y Paraguay aprobaron por unanimidad la medida y forma parte de un acuerdo para garantizar que reciban las vacunas necesarias que eviten la propagación de enfermedades.