Infortelecom


Detenido un exministro de Temer y Rousseff por desviar fondos de las obras para el Mundial de 2014

06-06-2017 - Fuente: abc.es
Detenido un exministro de Temer y Rousseff por desviar fondos de las obras para el Mundial de 2014
La Policía Federal de Brasil ha detenido este martes a Henrique Eduardo Alves, ex ministro de Turismo de los gobiernos de Michel Temer y Dilma Rousseff, por desviar hasta 77 millones de reales (20 millones de euros) de las obras de construcción del estadio Arena das Dunas de Natal, una de las sedes del Mundial de Fútbol de 2014. Alves ha sido arrestado en la ciudad de Natal, en el noroeste de Brasil, acusado de corrupción y blanqueo de dinero. Además, se han librado órdenes de detención contra otras cuatro personas por este caso, entre ellas el ex presidente de la Cámara de Diputados Eduardo Cunha, que ya está encarcelado por otros casos de corrupción. El ex ministro de Turismo también está siendo investigado por ocultar 20 millones de reales (cinco millones de euros) en cuentas bancarias en el extranjero. El dinero provendría de una red de cobro de sobornos a cambio de favores políticos en la que estaría implicado Cunha, según informa Agencia Brasil. El Arena das Dunas es el séptimo de los once estadios usados en el Mundial de Fútbol de 2014 que está siendo investigado por las autoridades brasileñas como parte de la 'Operación Lava Jato'. Alves tuvo que dimitir hace un año tras quedar implicado en la trama. 'Lava Jato' indaga la adjudicación de contratos de la petrolera estatal, Petrobras, a cambio de sobornos. Ya ha afectado a políticos de todos los partidos y a empresarios y ha dado lugar a otras causas que, en algunos casos, han adquirido dimensión regional. Investigación en curso Por otro lado, la Fiscalía brasileña abrió una investigación para averiguar si los expresidentes Dilma Rousseff y Luiz Inácio Lula da Silva recibieron 80 millones de dólares en supuestos sobornos por parte de la multinacional cárnica JBS, según divulgaron hoy medios locales. El procedimiento fue instaurado por el fiscal Ivan Marx, de Brasilia, en base a las revelaciones que hicieron varios ejecutivos del grupo JBS en el marco de un acuerdo de colaboración judicial, según publicaron los diarios 'O Globo' y 'O Estado de Sao Paulo'. Lula y Rousseff, ambos del opositor Partido de los Trabajadores (PT) y que ya responden en tribunales en diversos procesos, fueron acusados por esos directivos de JBS de facilitarle a la empresa el acceso a multimillonarios créditos del estatal Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES), pagados desde 2005.