Infortelecom


Crisis migratoria en Grecia: miles de refugiados legales se verán en la calle, sin vivienda ni trabajo

14-07-2020 - Fuente: abc.es
Crisis migratoria en Grecia: miles de refugiados legales se verán en la calle, sin vivienda ni trabajo
«Las autoridades griegas están consiguiendo que mucha menos gente llegue al país. Ha sido gracias a que el funcionamiento del Servicio de Asilo es mucho más rápido y a que se patrulla constantemente las fronteras marítimas y terrestres. Ahora lo que no se sabe es qué pasará con los refugiados legales, ya con derecho de asilo, porque no hay nuevos programas para ayudar a su integración en la sociedad». Lo dice un joven que quiere permanecer en el anonimato y que ve cómo su organismo, trabajando con programas financiados por la Unión Europea, tiene que desalojar a centenares de familias, muchas vulnerables y con niños pequeños. Dejan los pisos en los que residían desde hace meses y algunos desde hace años: «Las familias afganas que alojábamos y que tuvieron que abandonar los pisos se fueron a la Plaza Victoria, en el centro de Atenas. Acamparon varios días y noches ahí, pero la policía se los llevó a un campamento a una hora de la capital, a Sjistós. Ahí estarán temporalmente en contenedores otra vez. Eso sí, tendrán comida y atención médica, pero un futuro incierto». 11.000, a la calle La verdad es que el Ministerio anunció hace semanas que se desalojarián próximamente a 11.000 personas para que haya sitio para los que vienen de las islas cercanas a Turquía, pero el proceso avanza lentamente, ya que nadie quiere dejar su contenedor o su piso. Son en su mayoría afganos y sirios. «No tenemos dénde ir, ni dinero para pagar al traficante», comenta a ABC sin esconderse el joven afgano Maiwan, de 14 años. Está con su madre y sus tres hermanos, pero como uno de ellos está muy enfermo, las autoridades les han instalado en un piso. Y se pasea por la plaza para ver si han llegado familiares y amigos de Moria, donde estuvieron viviendo muchos meses. Aún no sabe si seguirán recibiendo dinero, porque el Ministerio también ha dicho que una vez que son refugiados, ya no tendrán la denominada «cashcard», que daba al mes a su madre unos 500 euros. Aunque muchos organismos humanitarios como Médicos Sin Frontera denuncian la situación, ahora mismo ya no hay refugiados durmiendo en los parques. La última redada oficial de la policía tuvo lugar en la tarde del 4 de julio, con el propio ministro de Migración y Asilo, Notis Mitarakis, presente. Ese día, declaró que «todos los refugiados que se encontraban en la Plaza Victoria tienen ahora alojamiento temporal, gracias a las acciones de la policía griega y del Servicio de Primera Acogida del Ministerio». Y denunció también la actitud de personas «solidarias» que «llegaron ahora para explotar el dolor humano y crear impresiones». Una indirecta destinada a los jóvenes, la mayoría de las juventudes de SYRIZA (casi todos los voluntarios extranjeros abandonaron el país días antes del lockdown de Marzo debido al coronavirus) que les daban víveres y animaban a que siguieran ahí para conseguir una solución. Esa noche acabaron peleando con la policía y 20 de estos manifestantes solidarios resultaron detenidos. Los refugiados fueron llevados ese día a los campamentos de Sjistós y de Skaramangá, de los que no podrán salir por el momento salvo en caso de urgencia, por los protocolos sanitarios. La policía griega sigue vigilando en muchas plazas de barrios céntricos atenienses, para que no acampe nadie. Y hay siempre un autobús esperando en la esquina para llevar a estas personas, todas ellas ya con documentos que acreditan que son refugiados, ya que obtuvieron asilo político, a uno de los campamentos. Datos positivos El Ministerio de Migración y Asilo ha dado a conocer el 7 de junio las nuevas estadísticas: en los seis primeros meses de este año llegaron un 50% menos de inmigrantes que el año pasado en el mismo periodo. Y más concretamente, entre abril y junio, la reducción fue del 92% comparado con esos meses en 2019. Asimismo, las decisiones en primera instancia sobre solicitudes de asilo fueron mucho mas rápidas (88%) entre enero y junio de este año: 46.554 comparadas con 24.701 el mismo periodo del año pasado.Mas de 17.000 personas han sido trasladadas de las islas del Egeo al resto del país (mejorando la situación en campamentos como el de Moria en Lesbos) y varios países europeos han acogido ya a menores no acompañados para su reubicación, asi como casos de niños muy enfermos con su familiares mas cercanos. En este momento, hay 92 centros de acogida y campamentos en toda Grecia, incluyendo 7.000 personas vulnerables que se encuentran confinadas en hoteles, un programa de la UE a través del Organismo Internacional de Migración. Pero ha quedado claro que el objetivo es que termine el proceso de cada solicitud de asilo en 3 meses, que habrá deportaciones (voluntarias o no, lo que supondrá regresar a gente a Turquía o a su país de origen) y que cerrarán 60 centros de acogida de los 92 existentes antes de final de año.Los que se mantendrán se convertirán en centros «cerrados», con vallas de seguridad y controles. Asimismo, salvo casos aislados de inmigrantes que dieron positivo en controles efectuados por las autoridades, los residentes de los Centros de Recepción y de los campamentos en toda Grecia siguen confinados: se controla sus salidas (las mínimas y sólo por razón grave), tienen mejor atención médica y ? no circulan por los pueblos y las ciudades cercanas. Una medida temporal que se renueva con regularidad desde el mes de marzo.