Infortelecom


Connecticut prohíbe a la Policía realizar la maniobra del estrangulamiento durante las detenciones

16-06-2020 - Fuente: abc.es
Connecticut prohíbe a la Policía realizar la maniobra del estrangulamiento durante las detenciones
El gobernador de Connecticut, Ned Lamont, ha anunciado la firma de una orden ejecutiva mediante la cual prohíbe a la Policía del estado realizar la maniobra del estrangulamiento durante las detenciones. Asimismo, la orden, que llega después de la muerte del ciudadano afroamericano George Floyd a manos de la Policía en Mineápolis, también prohíbe cualquier maniobra que dificulte la llegada de oxígeno o riego sanguíne o hacia la cabeza o el cuello. Por otra parte, según un comunicado difundido por la oficina de Lamont, la orden requiere que el Departamento de Servicios de Emergencia y Protección Pública de Connecticut revise el Manual Administrativo y de Operaciones de la Policía del estado y lo actualice para exigir a los agentes que, cuando sea posible, proporcionen una advertencia verbal y agoten «todas las alternativas razonables antes de recurrir al uso de la fuerza letal». La orden firmada por el gobernador de Connecticut también obliga a los agentes a intervenir para que otro de sus compañeros no use la fuerza excesiva y a denunciar dicho uso, si se produce, a un supervisor. Además, la orden también requiere que cada agente esté equipado con una cámara corporal y que todos los vehículos porten una cámara en el capó. En este sentido, prohíbe comprar más equipos policiales y militares al Gobierno de Connecticut hasta nuevo aviso. Lamont ha precisado que planea divulgar información sobre incidentes relacionados con el uso excesivo de la fuerza en una web y que tiene el objetivo de reclutar más agentes negros y más mujeres para integrar su Policía estatal, según ha informado la cadena de televisión CNN. No obstante, la orden firmada por Lamont se limita a la Policía estatal, pero ha señalado que espera que las reformas se adopten en todos los departamentos de Policía municipales. La muerte de Floyd a manos de la Policía ha desatado en EE.UU. una ola de indignación y protestas multitudinarias que claman por justicia y critican la desigualdad racial y están consiguiendo que muchos cuestionen el 'status quo' en el país norteamericano. En este contexto, estados estadounidenses y diversas ciudades, como Nueva York, han adoptado nuevos estándares para los Departamentos de Policía, entre los que se encuentra la prohibición de la maniobra del estrangulamiento durante las detenciones.