Infortelecom


Así afectará el levantamiento de sanciones a Irán

19-01-2016 - Fuente: abc.es
Así afectará el levantamiento de sanciones a Irán
Cinco años después de que entraran en vigor las primeras sanciones a Irán como presión para que detuviera su escalada nuclear, su levantamiento supone el regreso del país persa al mercado económico y financiero internacional. El grueso de las prohibiciones estaba amparado en resoluciones de Naciones Unidas aprobadas entre 2006 y 2010, aunque todas ellas entraron en vigor a partir de este último año. La sanciones de la Unión Europea, ya levantadas, han sido las que más han afectado a Irán: transacciones financieras, seguros y reaseguros, el sistema para transferencias financieras y bancarias (SWIFT), el petróleo, los productos petroquímicos, los equipos y la tecnología naval, el acceso a los aeropuertos europeos y el comercio en oro, diamantes y otros materiales preciosos. Mientras, Estados Unidos pone fin ahora a la prohibición de hacer negocios con Irán, vigente para empresas y particulares. Sobre todo, las relativas a la compra de crudo y a la inversión en el sector. Aunque muchas restricciones a las compañías estadounidenses seguirán vigentes. Por ejemplo, un banco europeo con intereses en Estados Unidos podrá operar con clientes iraníes, pero no un banco estadounidense. Pero la Administración Obama se ha comprometido a facilitar licencias a empresas de su país para vender repuestos de aviación comercial o importar alfombras, caviar y pistachos, productos iraníes muy preciados. En la práctica, Irán vuelve a manejar sus activos y cuentas en el exterior y accede al sistema internacional de pagos (SWIFT), además de que puede volver a exportar petróleo. En conjunto, se estima que Irán recupera unos ingresos globales de 100.000 millones de dólares (91.600 millones de euros), aunque algunos expertos elevan la cifra a 110.000 millones de dólares. Según datos del Fondo Monetario Internacional, en términos de Producto Interior Bruto (PIB), el fin de las restricciones devolverá a Irán de manera casi inmediata un 4% de crecimiento económico. Gracias en parte a los 3.210 millones de dólares anuales de inversión extranjera que prevé el FMI que lleguen a aquel país. Sólo en exportaciones a la UE, el Fondo estima que crecerán a un ritmo de 1.835 millones al año. Con el fin de la prohibición de importar crudo desde Europa, Irán vuelve a convertirse en uno de los vendedores más importantes. La UE también levantó las restricciones a la venta de equipamiento a Irán para el sector petrolero. Eso incluye la posibilidad de proporcionarle buques para el transporte. Queda abierta a las empresas europeas la posibilidad de invertir en este sector. Irán es el séptimo productor de crudo del mundo. Se estima que sólo en 2013 (el último año con datos fiables), la economía iraní dejó de ingresar unos 57.800 millones de euros por la prohibición de vender petróleo y gas natural en el exterior. La caída de los precios del crudo, que los expertos auguran en un 14% a corto plazo, beneficiará a los países importadores de petróleo, como EE.UU. (cada vez más exportador), Japón, China y los países europeos. Conexión al sistema de pagos En el terreno financiero, las sanciones a Irán han sido especialmente efectivas este tiempo porque, desde marzo de 2012, sus bancos se encontraban desconectados del sistema de pagos internacional (SFWIT). SWIFT es una empresa belga dotada de un sistema de codificación bancaria universal y de un sistema de envío de órdenes de pago que no tiene parangón en el mundo. Casi 10.800 entidades financieras de 109 países de todo el mundo están conectadas a sus servicios. Su importancia es tal que estar dentro de su sistema puede permitir burlar las sanciones, al estar a salvo del control internacional. Prueba de su importancia, desde la imposición de las sanciones a Irán, Estados Unidos presionó insistentemente a la administración SWIFT para que desconectará a los bancos de aquel país de su sistema de transferencias. Incluso, el Senado norteamericano llegó a votar a favor de imponer sanciones a la compañía. Finalmente, SWIFT accedió y bloqueó todos sus servicios. Aunque es difícil estimar el efecto real, se sabe que ese hecho privó a la economía iraní de miles de millones de dólares. Paradójicamente, lo que la comunidad internacional logró con Irán no lo obtuvo de SWIFT para el caso de Rusia y las sanciones por la crisis de Ucrania. Hasta ahora, la cooperativa se ha resistido con éxito. Además del regreso de los bancos iraníes al sistema SWIFT, desaparece la prohibición de la Unión Europea de mantener contactos financieros con Teherán. Los bancos iraníes podrán desde ahora abrir sucursales en todos los países europeos, así como, sensu contrario, los bancos de la UE podrán operar en la República Islámica. También, desaparece la prohibición de prestar ayuda financiera a Irán, que afectaba a todos los países del mundo. Además de la Unión Europea, también Estados Unidos ha levantado las mismas sanciones financieras y comerciales. Desde el pasado sábado, las compañías norteamericanas están en disposición de vender a Irán aviones de pasajeros, que permitirán a este país modernizar su flota aérea civil con nuevas aeronaves de Boeing y Airbus. De importancia también la aplicación del acuerdo en Asia. Irán accede de forma inmediata a casi 45.900 millones de euros de activos congelados de los 91.700 millones que el país posee en bancos de China, Japón y Corea del Sur. Precisamente, este lunes, el presidente chino, Xi Jinping, fue el primer jefe de Estado en visitar el país persa. El acceso a los fondos guardados en el extranjero permitirá a Irán aumentar sus gastos militares, aunque se mantiene el embargo a la venta de armas durante cinco años. En cuanto a la capacidad para comerciar para desarrollar misiles balísticos, la prohibición se mantiene ocho años. Las restricciones al material nuclear civil continuarán diez años.