Infortelecom


Alemania, gran potencia económica, ridícula en lo militar

20-05-2018 - Fuente: abc.es
Alemania, gran potencia económica, ridícula en lo militar
Las inversiones en armamento llevan varias décadas muy penalizadas por el electorado alemán, hasta el punto que en 2014, cuando un grupo de militares alemanes se presentó en unas maniobras conjuntas de la OTAN en Noruega y ante la falta de fusiles para todos, muchos aparecieron armados con palos de madera pintados de negro. «La disponibilidad de material de la Bundeswehr es una catástrofe», reconoció entonces el comisionado de las Fuerzas Armadas para el Bundestag, Hans-Peter Bartels, un problema que desde entonces no ha hecho más que empeorar. Por eso, cuando Trump ha dado un paso atrás y Merkel ha admitido que los países de la UE deben tomar las riendas de su propia defensa, Berlín ha vuelto la vista hacia su propio ejército y la primera revista a las tropas ofrece un panorama lamentable. De los 128 cazas Eurofighter con que cuenta la fuerza aérea alemana, por ejemplo, únicamente cuatro son capaces de entrar en combate. Si eliminamos los que sufren problemas técnicos relacionados con la fuga de líquido refrigerante y los sensores para reconocer naves hostiles, quedarían diez en activo, pero solo hay misiles para equipar a cuatro de ellos, según un reciente informe del semanario «Der Spiegel». Meses antes, El Ministerio de Defensa había cifrado en número de cazas operativos en 39, mientras que el compromiso con la OTAN requiere un mínimo de 82. De los 93 cazas Tornado, los realmente operativos serían 26. También la flota de aviones de transporte A400M sufre un mantenimiento deficiente y la falta de aeronaves operativas obliga con frecuencia a retrasar el traslado de las tropas. Además, de acuerdo con un informe presentado al Parlamento alemán el pasado mes de febrero, los seis submarinos tipo 212A de la armada alemana están en realidad fuera de servicio, lo mismo que ocurre con más de la mitad de los 244 carros de combate. La ropa de protección de los soldados, las gafas de visión nocturna o los repuestos para los automóviles o bien faltan o no responden a los mínimos requisitos de uso. Comparado con otros ejércitos, gran parte de los recursos se gastan en costes de personal, más que en renovar los equipos y en el entrenamiento. «Todos los informes que usted lee sobre submarinos que no navegan y tanques que no disparan son correctos», admite Karl-Heinz Kamp, presidente de la Academia Federal para la Política de Seguridad, un organismo gubernamental que se dedica a la formación de los altos cargos en Alemania. Alemania prevé elevar hasta el 1,5% del PIB las inversiones en Defensa hasta 2021 y hasta el 2% del PIB en 2024, pero estos planes han tropezado con un nuevo obstáculo, la llegada al Ministerio de Finanzas del socialdemócrata Olaf Scholz, que en los presupuestos generales de 2018 apenas ha destinado a esa partida el 15% de lo esperado, según fuentes del Ejército alemán. Ha tenido como consecuencia que la ministra alemana de Defensa, la cristianodemócrata Ursula von der Leyen, en un gesto sin precedentes en la política alemana, haya articulado una carta de protesta que firma también el titular de la cartera de Ayuda al Desarrollo, Gerd Müller, ambos conservadores. En esa misiva, Von der Leyen solicitaba al responsable de Finanzas de su propio Gobierno que incrementen la dotación presupuestaria de su departamento aprovechando la buena situación económica que vive elpaís. «El presupuesto actual no cubre ni la cuarta parte de las necesidades existentes», indica, «son necesarios más incrementos de los gastos de Defensa». El momento de crecientes tensiones con Rusia y las misiones en el extranjero que ha llevado a cabo en los últimos años justificarían por sí solos los aumentos, dice la carta, en la que no se menciona el pésimo estado de los recursos actuales. Von der Leyen señala además que, dada la falta de medios, el ejército alemán tendrá que renunciar a misiones internacionales y centrarse en la defensa en el interior del país.