Infortelecom


Alarma en Lampedusa con la llegada de otros 300 inmigrantes en las últimas horas

01-08-2020 - Fuente: abc.es
Alarma en Lampedusa con la llegada de otros 300 inmigrantes en las últimas horas
La situación en Lampedusa se hace insostenible por el incesante desembarco de inmigrantes. Casi 300 personas llegaron en las últimas horas. Se ve así completamente desbordado el centro de acogida, con más de 1.000 inmigrantes, siendo su capacidad máxima de 200 personas. El alcalde de la isla, Totó Martello, ha pedido al gobierno que declare el estado de emergencia: «No comprendo por qué el primer ministro Conte no ha declarado ya el estado de emergencia, teniendo en cuenta que en dos semanas hemos tenido la llegada de 250 embarcaciones. En solo 28 días llegaron 5.000 personas, más que en 2011, año en el que el gobierno declaró el estado de emergencia». A la petición del alcalde de Lampedusa se ha sumado el presidente de la región de Sicilia, Nello Musumeci: «La isla explota, urge declarar el estado de emergencia». El exministro del Interior, Matteo Salvini, aprovecha una situación de alarma por el número de desembarcos, en coincidencia con el aumento de los contagios por el coronavirus, para arremeter contra el gobierno. A primera hora de la tarde, el líder de la Liga escribía en Twitter: «Otros 250 "turistas" desembarcan en Lampedusa. Gracias Conte, gracias a un gobierno cómplice de traficantes y delincuentes, gracias a Pd y 5 estrellas que, ante este desastre, bomba social y bomba sanitaria, me enviaron a juicio por defender los confines». El pasado jueves el Senado aprobó retirar la inmunidad parlamentaria al senador Matteo Salvini para que afronte un juicio por secuestro de persona, según la acusación formulada por la fiscalía de Palermo, al impedir durante 19 días el desembarco en Lampedusa de la nave humanitaria española Open Arms que había rescatado más de 160 inmigrantes en el Mediterráneo central. Desde que el Senado aprobó su envío a juicio, el líder de la Liga ha lanzado, con el gran apoyo mediático del que dispone, una enorme campaña contra el gobierno, criticando en particular su política sobre inmigración: «Desembarcos récord y dramáticos en julio ?decía Salvini en uno de sus innumerables tuits-, la peor cifra en los últimos tres años (+ 400%), con demasiados inmigrantes Covid positivos huyendo de los centros de acogida». Promesa de repatriación El Gobierno ha decidido responder a los ataques de Matteo Salvini, que ha encontrado una ocasión única, con el grave aumento de los desembarcos de inmigrantes, para recuperar la popularidad perdida tras su salida del gobierno en agosto pasado. La ministra del Interior Lamorgese ha declarado que todos los inmigrantes que ha desembarcado serán repatriados: «La crisis económica sin precedentes está produciendo un número excepcional de salidas de Túnez. Garantizaremos la protección de la salud pública de nuestras comunidades locales, pero los inmigrantes económicos saben que no hay posibilidad de ser regularizados, concretamente los que llegaron a Italia después del 8 de marzo de 2020», ha declarado la ministra del interior al Corriere. Lamorgese ha prometido enviar mañana, domingo, una nave de pasajeros frente a las costas de Sicilia, para que los inmigrantes que llegan puedan hacer la cuarentena en el barco. Hundir las naves Por su parte, el ministro de Exteriores, Luigi Di Maio, ha advertido a Túnez que si no vigila sus costas para evitar la huida de tunecinos hacia Italia, el gobierno de Roma bloqueará el dinero de la cooperación que destina a ese país. Además, en su estrategia de mano dura contra la inmigración, Di Maio señalado que «se deben destruir las embarcaciones y lanchas neumáticas utilizadas por los inmigrantes para hacer las travesías del Mediterráneo». Obviamente, se trataría de destruirlas una vez que hubieran desembarcado todos los inmigrantes. Esa misma idea, el hundimiento de las naves, fue propuesto hace tiempo por la líder de Hermanos de Italia, Georgia Meloni, suscitando una gran polémica.