Infortelecom

Noticias Internacional

20-07-2018 | Fuente: elpais.com
La UE debate su respuesta al plan del Brexit de May en un clima de creciente inquietud
Los ministros de Asuntos Europeos y el negociador de la UE, Michel Barnier, se reúnen en Bruselas
20-07-2018 | Fuente: elpais.com
Archie Brown: ?Fuerte no es sinónimo de buen líder?
Historiador y politólogo. Profesor emérito de la Universidad de Oxford y miembro de la British Academy, defiende la eficacia del liderazgo compartido
20-07-2018 | Fuente: abc.es
Daniel Ortega festeja su particular victoria en el aniversario de la revolución sandinista
El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, se dio este viernes un baño de masas jaleado por miles de simpatizantes del FSLN, que celebraron con el mandatario el 39º aniversario de la revolución sandinista, ondeando banderas rojinegras que alfombraron la Plaza de la Fe de Managua. En medio de un ambiente festivo, ancianos, adultos, jóvenes y niños ataviados con símbolos del Frente Sandinista de Liberación Nacional se unieron en una sola voz en defensa de Ortega, en una coyuntura en la que una gran mayoría de nicaragüenses exigen su dimisión por su gestión al frente del Gobierno, que dio lugar a las revueltas que comenzaron el 18 de abril. En el contexto de las protestas populares, la población opositora, a la que el Gobierno acusa de intento de golpe de Estado, ha celebrado en los últimos tres meses decenas de manifestaciones y protestas, en las que se pide la paz, la justicia y la libertad para el país, términos que, paradójicamente, coinciden con los que utiliza Ortega en su discurso. Y de igual modo, en las marchas o concentraciones de unos y de otros, de orteguistas y opositores, suenan las mismas canciones tradicionales, los mismos himnos, las mismas arengas en favor de una Nicaragua libre y justa, pero en situaciones diferentes, en contextos distintos y por motivos dispares. Unos buscan que finalicen las protestas y el consiguiente cese de la violencia, a condición de que el comandante se quede al frente del poder, mientras otros insisten en su petición de que Ortega y su esposa y vicepresidenta, Rosario Murillo, abandonen la Presidencia y se adelanten las elecciones. «El comandante se queda», frente a «de que se van, se van (Ortega y Murillo)». Son dos de los gritos de guerra de los bandos enfrentados, miembros de la misma familia en algunos casos, cuya opción política opuesta los ha llevado a romper la relación que otorgan los lazos de sangre. Un simpatizante de Ortega que pidió ser identificado como Juan Antonio dijo a Efe que Nicaragua «mejoró en todos los aspectos» desde que el presidente llegó al poder hace once años, «y esa es la razón» por la que todos los nicaragüenses deberían «agradecerle y hacer que se quede por muchos años». «En nuestro país hubo mucha corrupción, muchos problemas con la salud pública y con la educación, pero con la llegada de Daniel, todo se arregló y esas personas (opositores) lo agradecen pidiendo su dimisión y generando violencia en todo el país», dijo el sandinista. Preguntado por la autoría de los asesinatos de 351 personas desde el 18 de abril, Juan Antonio aseguró no saber «quién ha matado a esa gente, pero no ha sido nadie que trabaje para el Gobierno» de Ortega. «Eso sí lo puedo decir, porque estoy muy seguro», agregó. El mismo discurso se repitió en diversas ocasiones entre los simpatizantes de Ortega, quienes, siguiendo las consignas del mandatario y usando sus mismas palabras, no admiten que los autores de esas muertes hayan sido las «fuerzas combinadas» sandinistas, formadas por policías, parapolicías, paramilitares y antimotines. Insisten, tal y como explicó Wilma, simpatizante de Ortega, a Efe, que «todo es porque le quieren quitar el poder a Daniel para ponerse ellos, mediante un golpe de Estado». En la misma línea que Juan Antonio, Wilma, quien no supo responder a la pregunta de quiénes son «ellos», los que buscan ocupar el lugar de Ortega, aseguró que «ningún miembro» del Gobierno «mató a nadie». Al término de la celebración, se elevó el sonido de la música y sonaron los cohetes mientras los asistentes despedían a su líder entre gritos de «el pueblo unido jamás será vencido» o «el comandante se queda», entre otros. Este año, la celebración del aniversario de la revolución se llevó a cabo en una coyuntura nunca antes vivida en Nicaragua, en el contexto de una sangrienta crisis sociopolítica y el clamor popular por la renuncia del mandatario por parte de miles de nicaragüenses.
20-07-2018 | Fuente: abc.es
Daniel Ortega festeja el aniversario de la revolución sandinista con 351 muertos a sus espaldas
El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, se dio este viernes un baño de masas jaleado por miles de simpatizantes del FSLN, que celebraron con el mandatario el 39º aniversario de la revolución sandinista, ondeando banderas rojinegras que alfombraron la Plaza de la Fe de Managua. En medio de un ambiente festivo, ancianos, adultos, jóvenes y niños ataviados con símbolos del Frente Sandinista de Liberación Nacional se unieron en una sola voz en defensa de Ortega, en una coyuntura en la que una gran mayoría de nicaragüenses exigen su dimisión por su gestión al frente del Gobierno, que dio lugar a las revueltas que comenzaron el 18 de abril. En el contexto de las protestas populares, la población opositora, a la que el Gobierno acusa de intento de golpe de Estado, ha celebrado en los últimos tres meses decenas de manifestaciones y protestas, en las que se pide la paz, la justicia y la libertad para el país, términos que, paradójicamente, coinciden con los que utiliza Ortega en su discurso. Y de igual modo, en las marchas o concentraciones de unos y de otros, de orteguistas y opositores, suenan las mismas canciones tradicionales, los mismos himnos, las mismas arengas en favor de una Nicaragua libre y justa, pero en situaciones diferentes, en contextos distintos y por motivos dispares. Unos buscan que finalicen las protestas y el consiguiente cese de la violencia, a condición de que el comandante se quede al frente del poder, mientras otros insisten en su petición de que Ortega y su esposa y vicepresidenta, Rosario Murillo, abandonen la Presidencia y se adelanten las elecciones. «El comandante se queda», frente a «de que se van, se van (Ortega y Murillo)». Son dos de los gritos de guerra de los bandos enfrentados, miembros de la misma familia en algunos casos, cuya opción política opuesta los ha llevado a romper la relación que otorgan los lazos de sangre. Un simpatizante de Ortega que pidió ser identificado como Juan Antonio dijo a Efe que Nicaragua «mejoró en todos los aspectos» desde que el presidente llegó al poder hace once años, «y esa es la razón» por la que todos los nicaragüenses deberían «agradecerle y hacer que se quede por muchos años». «En nuestro país hubo mucha corrupción, muchos problemas con la salud pública y con la educación, pero con la llegada de Daniel, todo se arregló y esas personas (opositores) lo agradecen pidiendo su dimisión y generando violencia en todo el país», dijo el sandinista. Preguntado por la autoría de los asesinatos de 351 personas desde el 18 de abril, Juan Antonio aseguró no saber «quién ha matado a esa gente, pero no ha sido nadie que trabaje para el Gobierno» de Ortega. «Eso sí lo puedo decir, porque estoy muy seguro», agregó. El mismo discurso se repitió en diversas ocasiones entre los simpatizantes de Ortega, quienes, siguiendo las consignas del mandatario y usando sus mismas palabras, no admiten que los autores de esas muertes hayan sido las «fuerzas combinadas» sandinistas, formadas por policías, parapolicías, paramilitares y antimotines. Insisten, tal y como explicó Wilma, simpatizante de Ortega, a Efe, que «todo es porque le quieren quitar el poder a Daniel para ponerse ellos, mediante un golpe de Estado». En la misma línea que Juan Antonio, Wilma, quien no supo responder a la pregunta de quiénes son «ellos», los que buscan ocupar el lugar de Ortega, aseguró que «ningún miembro» del Gobierno «mató a nadie». Al término de la celebración, se elevó el sonido de la música y sonaron los cohetes mientras los asistentes despedían a su líder entre gritos de «el pueblo unido jamás será vencido» o «el comandante se queda», entre otros. Este año, la celebración del aniversario de la revolución se llevó a cabo en una coyuntura nunca antes vivida en Nicaragua, en el contexto de una sangrienta crisis sociopolítica y el clamor popular por la renuncia del mandatario por parte de miles de nicaragüenses.
20-07-2018 | Fuente: abc.es
Venezuela, el país americano con más «esclavitud moderna»
Venezuela es, junto a Haití, el país con una mayor incidencia de la esclavitud moderna en Latinoamérica, según un informe publicado este jueves por la fundación Walk Free y que presentó en Naciones Unidas. Este Índice Global de Esclavitud 2018 estima que unas 174.000 personas sufren esa situación en territorio venezolano, una tasa de 5,6 por cada 1.000 habitantes. Esa proporción es similar a la de Haití, donde unas 59.000 personas serían víctimas, y se sitúa claramente por encima de la de otros países de la región. Tras Venezuela y Haití, la República Dominicana, Cuba y Honduras son los países de las Américas con un mayor problema de esclavitud moderna. En cifras absolutas, el mayor número de víctimas se da en México, donde Walk Free calcula que unas 341.000 personas (2,7 por cada 1.000) sufren esa situación. En total, la organización estima que casi dos millones de personas en la región de las Américas estaban en 2016 en situación de esclavitud, principalmente por verse forzadas a trabajar. Algo más de un tercio lo harían atrapados por deudas, según explican los autores del informe. Aunque el documento no lo especifica, los expertos consideran probable que la crisis en Venezuela esté haciendo aumentar de forma importante el número de personas en riesgo, sobre todo dada la inseguridad alimentaria y el flujo de refugiados hacia otros países. Así lo explicó a Efe Davina Durgana, una de las autoras del informe, quien subrayó además que las autoridades venezolanas están entre las que peor respuesta da al problema de la esclavitud moderna en todo el continente. El estudio, que evalúa las acciones de los Gobiernos y establece una nota, coloca a Cuba, Surinam y Venezuela a la cola en toda la región de las Américas. En el otro extremo se sitúan Estados Unidos, Argentina y Chile, con un destacado avance de los dos países suramericanos con respecto a la anterior edición de este informe, publicada en 2016. Holanda, con una calificación «A», es el país con mejor respuesta al problema de la esclavitud.
20-07-2018 | Fuente: abc.es
Boris Johnson ha empezado su nueva vida fuera del Gobierno criticando a Theresa May por sus planes para atemperar el Brexit. Con trazo grueso, acusa a su jefa de filas de querer dejar a su país en una situación de vasallaje económico respecto a la UE. En esta nueva reencarnación, la figura más popular entre los votantes conservadores se propone suceder a May, pero por ahora espera a que culmine una doble negociación durísima. Primero, la que tiene lugar con Bruselas, en la que los términos del divorcio y del período transitorio están acordados, pero en la que falta por definir las bases de la futura relación UE-Reino Unido. Es muy probable que estos términos acaben siendo muy genéricos y abiertos, para contentar a suficientes parlamentarios conservadores, y se negocien de verdad ya fuera de la UE. El problema es que la segunda negociación, entre los conservadores, tiene preferencia sobre cualquier otra, y no se atisba zona de acuerdo alguna. May aspira a un Brexit blando, con una unión aduanera que no se llame así y múltiples pactos bilaterales en otros aspectos económicos, incluido libre circulación de trabajadores. Dentro de su grupo parlamentario hay suficientes partidarios de una ruptura taxativa con la UE como para hacerla caer. Boris Johnson barrunta que si lo hacen en otoño pueden perder las elecciones o mantener el gobierno pero enseguida tener que gestionar el tramo más difícil de las negociaciones con la UE, una vez el Reino Unido empeora sus bazas al dejar de ser Estado miembro. Este cálculo no tiene por qué impedir al exalcalde ciclista jugar sus cartas si intuye que ha llegado su momento. Sus dos ventajas sobre sus competidores conservadores son su facilidad para conectar con el ciudadano de a pie y su capacidad de adaptación a las circunstancias. Incluso no es descartable que a medio plazo un hipotético paso de Johnson por la jefatura del gobierno permita al Reino Unido lograr un acercamiento comercial y económico a la UE. Justo lo que Boris considera anatema en estos días de sol e incertidumbre en Londres.
20-07-2018 | Fuente: abc.es
Ortega acusa de «golpistas» a la Conferencia Episcopal de Nicaragua
El presidente nicaragüense, Daniel Ortega, ha acustado de «golpistas» a los obispos de la Conferencia Episcopal de Nicaragua y de ser cómplices, junto con fuerzas internas y fuerzas externas, de intentar derrocarlo del poder. Durante un discurso ante miles de sandinistas en una plaza de Managua, el mandatario denunció que muchos templos fueron ocupados como cuarteles para guardar municiones y salir a atacar y asesinar, en el marco de la crisis sociopolítica que atraviesa Nicaragua desde el pasado 18 de abril. La Conferencia Episcopal, mediadora y testigo del diálogo nacional, propuso al presidente Ortega adelantar las elecciones generales para el 31 de marzo de 2019 sin posibilidad de reelección para superar la crisis. Ortega reveló que cuando los obispos le hicieron esa propuesta, el 7 de junio pasado, se «sorprendió» y cuando recibió el documento, que además de adelantar los comicios planea la reestructuración del Estado, se dijo así mismo: «Están comprometidos con los golpistas». «Eran parte del plan con los golpistas», continuó el mandatario, ante miles de nicaragüenses que se congregaron en la Plaza de la Fe, Juan Pablo II, una explanada ubicada a orillas del Lago de Managua, en conmemoración del 39 aniversario de la revolución sandinista. «Me duele mucho decir esto, porque yo le tengo aprecio a los obispos, les respeto, soy católico», agregó. Según dijo, dentro del Episcopado hay obispos con posiciones de mayor confrontación y otros más moderados, «pero lamentablemente siempre se impone la línea de la confrontación, no de la mediación». Ortega calificó la propuesta de los obispos, de adelantar las elecciones y reestructurar el Estado, como un «golpe de Estado», y que no era la posición de un mediador, sino de una institución que estaba «tomando partido» en el marco de la crisis. «Me asombré, me dolió que los señores obispos tuvieran esa actitud de golpistas», insistió Ortega, quien afirmó que se llenó de la paciencia de Job cuando le hicieron esa propuesta y que, aún así, les dijo que la plantearan en el diálogo a ver si encontraba consenso. A juicio del mandatario, los obispos «se descalificaron como mediadores y testigos», porque con su propuesta de anticipar los comicios, enviaron un mensaje «claro» de que están a favor del «golpe» de Estado. «Es lo que más me ha dolido, porque llegué a pensar que con los obispos podíamos encontrar acuerdos que nos ayudara a consolidar la paz», añadió. Según Ortega, la actual crisis en la que está sumergida Nicaragua «ha sido una batalla dolorosa, porque hemos enfrentado una conspiración armada y financiada por fuerzas internas y por fuerzas externas que totalmente identificamos», aunque no las mencionó. Acusó a esas «fuerzas» de iniciar «la agresión» en el marco de las protestas y de «provocar los muertos», porque, según dijo, «lanzaban a los jóvenes de los barrios» a las calles. Nicaragua atraviesa la crisis sociopolítica más sangrienta desde la década de 1980, con Ortega también como presidente. Las protestas se iniciaron el 18 de abril pasado, por unas fallidas reformas a la seguridad social, y se convirtieron en una reclamación que pide la renuncia del mandatario, después de once años en el poder, con acusaciones de abuso y corrupción en su contra. La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Acnudh) han responsabilizado al Gobierno de Ortega de graves violaciones a los derechos humanos en el marco de la actual crisis, que ha dejado más de 350 muertos, según organismos humanitarios. La Organización de Estados Americanos (OEA) aprobó este jueves una resolución que pide a Ortega apoyar «un calendario electoral» acordado en el diálogo nacional, mediado por la Iglesia católica, en una fórmula que busca elecciones anticipadas como vía para salir de la crisis. La resolución fue aprobada con el voto a favor de 21 de los 34 miembros activos de la OEA, mientras que tres (Nicaragua, Venezuela y San Vicente y las Granadinas) votaron en contra y se registraron siete abstenciones y tres ausentes.
20-07-2018 | Fuente: abc.es
La espía rusa trabajó para un mafioso investigado en España
Mientras Estados Unidos sigue debatiendo sobre los teóricos lapsus lingüísticos del presidente Trump y sus equívocas manifestaciones acerca de la vigencia de una amenaza de interferencia rusa en las elecciones de este próximo otoño, los servicios de inteligencia del país siguen con su trabajo. En algún caso, con resultados que nos retrotraen a otras épocas y narrativas. La detención el pasado domingo en Washington DC de Maria Butina, ciudadana rusa de 29 años, supuesta agente encubierta al servicio del Kremlin, nos devuelve a tiempos de la Guerra Fría. La historia, siempre según el relato de la Fiscalía, contiene todos los elementos para mantener a la audiencia enganchada. Una joven espía rusa, que busca infiltrarse en organizaciones conservadoras estadounidenses, establecer contactos políticos y crear un canal de comunicación secreto entre Moscú y Washington, establece lazos sentimentales con un estadounidense para lograr acceder a círculos de poder, ofrece sexo a cambio de entrar en un grupo de presión, accede a los círculos más próximos del actual presidente del país (mantuvo una breve conversación con él antes de asumir el cargo, también con Donald Trump Jr.) y forma en Rusia una organización hermana a la Asociación Nacional del Rifle (NRA, en sus siglas en inglés), una de las principales donantes de la campaña de Trump en 2016 y con la que Maria Butina estableció estrechos vínculos. Agente del Kremlin Para el lector español, la historia tiene además una derivada de interés añadido. Butina, según el escrito de acusación, trabajaba a las órdenes de Alexander Torshin, vicegobernador del Banco Central de Rusia vinculado a los servicios secretos y persona de confianza del presidente Vladímir Putin, que fue investigado en España por blanqueo de capitales y pertenencia a la mafia. Torshin fue uno de los 24 ciudadanos rusos sancionados el pasado mes de abril por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos al haber participado «en acciones perversas en todo el mundo», incluida la injerencia rusa en las elecciones que llevaron a Trump a la Casa Blanca. En los documentos que manejan los investigadores, figuran mensajes entre Butina y Torshin, incluido uno en el que él la comparaba con Anna Chapman, agente secreta que fue detenida y deportada de Estados Unidos en 2010 como parte de un acuerdo de intercambio de prisioneros con Rusia. «Has eclipsado a Anna», escribió Torshin para felicitarla. Los cargos contra Butina son los mismos que imputaron a Chapman en 2010. Estados Unidos la acusa de conspiración por actuar como agente del Kremlin sin haberse registrado previamente, como es preceptivo. Relación romántica Maria Butina fundó en 2012 en Rusia El Derecho a Portar Armas, una organización con objetivos similares a los de la NRA americana, de la que Alexander Torshin era socio de por vida, y una de las «organizaciones con influencia» en las que Butina habría pretendido infiltrarse para promover los intereses de Moscú. De hecho, a ella se la ha podido ver en varios de sus congresos. Además, en 2013 Butina recibió en Rusia a una delegación de la NRA, incluido a su entonces presidente David Keene, para una cita de grupos pro-armas en la que estuvo presente Torshin y en la que se emitió un vídeo de apoyo a la causa protagonizado por el actual asesor de Seguridad Nacional de Trump, John Bolton. En el escrito de acusación figuran también dos ciudadanos estadounidenses, que no identifican. Todo apunta a que uno de ellos es Paul Erickson, de 56 años, miembro de la NRA y «operativo político» al que conoció con ocasión del congreso en Rusia de 2013. Erickson le ayudó a establecer contactos y mantenía con ella, según testimonio de la propia Butina, una relación romántica. Tal y como describe la fiscalía, la relación con Erickson era puramente instrumental, e incluso añaden en su escrito que la supuesta agente rusa habría ofrecido sexo a otra persona, en al menos una ocasión, a cambio de colocación en un importante grupo de presión, que no se especifica. En su vista del miércoles ante la jueza Deborah A. Robinson, Maria Butina, a través de su abogado, se declaró inocente de los cargos que se le imputan y solicitó la libertad bajo fianza, que le fue denegada. Los investigadores creen que, con la ayuda de Erickson, preparaba su salida del país.
20-07-2018 | Fuente: abc.es
Trump devuelve a sus padres a 364 menores indocumentados
El Gobierno del presidente de EE.UU., Donald Trump, ha informado de que ha devuelto a sus padres a 364 niños indocumentados mayores de 5 años que habían sido detenidos en la frontera con México, según documentos judiciales a los que ha tenido acceso Efe. La reunificación de estas familias es consecuencia del mandato de un juez federal de San Diego, que ha dado de plazo al Gobierno federal hasta antes de la medianoche del 26 de julio para devolver a 2.551 menores inmigrantes de entre 5 y 17 años separados de sus padres por las autoridades estadounidenses, como resultado de una demanda judicial. En un informe conjunto presentado este jueves al juez Dana Sabraw, el Gobierno informó de que de los 2.551 menores en esa franja de edad solo son elegibles para ser reunidos con sus padres 1.606 niños, mientras que más de 900 potenciales de reunificación no califican debido a que entre otros motivos los progenitores tienen antecedentes criminales o renunciaron a ese beneficio. Del grupo que ha catalogado como elegible, 848 ya han pasado la investigación y podrán ser reunificados con sus padres, mientras que otros están a la espera de ser entrevistados por las autoridades federales o sus progenitores han sido liberados por la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) de EE.UU. En el escrito judicial, el Gobierno federal informó de que cuentan con una orden de deportación de 719 padres que forman parte del objeto de esta demanda colectiva, entablada por la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU). El juez Dana Sabraw ordenó a la actual Administración en junio pasado la reunificación de los cerca de 3.000 menores que fueron separados de sus progenitores tras cruzar la frontera con México como parte de la política de Trump de «tolerancia cero» con la inmigración ilegal. El pasado martes se cumplió la primera parte del plazo dado por el magistrado al Gobierno para reunificar a las familias de los niños más pequeños. El Gobierno debía entregar a 103 menores de 5 años, aunque finalmente esa cifra quedó reducida a poco menos de 60 debido, según el Ejecutivo, a medidas de seguridad con los niños, entre otros motivos. El magistrado había establecido que la Administración federal entregara un informe sobre las investigaciones y pruebas de parentesco hechas a fin de garantizar que dejara en libertad en el plazo fijado y de manera segura a todos los menores de más de 5 años que fueron «impropiamente separados» de sus padres. El Gobierno aceptó simplificar el proceso y aseguró que entrevistaría a padres indocumentados en ocho centros de detención en EE.UU. y, de no encontrar algún peligro, procedería a reunificar a la familia antes de 48 horas. De acuerdo con el escrito judicial, ACLU ha recibido del Gobierno cada día una lista con los nombres de los padres que ya han sido aprobados para la reunificación, no obstante esta organización pidió en el mismo documento que antes de este fin de semana se le entregue una lista de los padres ya liberados de ICE y de los que han sido deportados o cuentan con una orden en ese sentido. Esta semana, Sabraw ordenó frenar por lo menos hasta el lunes las deportaciones de familias recién reunificadas para tengan oportunidad de analizar sus opciones legales, entre ellas que el niño se mantenga en Estados Unidos. ACLU ha solicitado que dicha lista incluya si el padre ya ha firmado una forma en la que determine su decisión. En caso de que los padres opten por ser deportados junto con sus hijos, el informe debe precisar el lugar donde serán reunificados. ACLU también pidió que la Administración federal actualice el número de reunificaciones a más tardar el próximo lunes, es decir tres días antes de la fecha límite. La Administración estadounidense ha reunificado hasta hoy a 58 niños menores de 5 años y a 364 entre 5 y 17 años. Ambas partes volverán al tribunal este viernes, la quinta vez en dos semanas.
20-07-2018 | Fuente: elpais.com
Dimite el jefe del Poder Judicial en plena crisis del sistema en Perú
La justicia del país se declara en estado de emergencia durante 90 días por un escándalo de tráfico de influencias. Miles de personas se manifiestan en Lima contra la corrupción