Infortelecom

Noticias Internacional

01-01-1970 | Fuente: abc.es
Margaret Thatcher: la confianza en la libertad
Hay pocas personas en la historia de las que pueda decirse que, sin ellas, todo habría sido distinto en su patria. Es el caso de Margaret Thatcher, aquella aplicada hija de un tendero y piadoso metodista del pueblo de Grentahlm en Lincolnshire, se puede afirmar categóricamente que cambió profundamente el Reino Unido y también, en cierta medida, el mundo. Solo Winston Churchill puede superar la relevancia de la figura de Thatcher en el Reino Unido en el siglo XX. Nacida en 1925, creció en un ambiente de austeridad, rigor y trabajo y desde la edad escolar demostró el valor que daba al mérito y esfuerzo. Estudió Químicas en Oxford, donde ya militó y dirigió una organización de un partido conservador que no lograba zafarse del discurso único del estatismo. Thatcher entró en el parlamento en 1959 y pronto se ganó el respeto y el temor de todos. Edward Heath la nombró al ganar las elecciones en 1970 ministra de Educación y Ciencia. Cinco años más tarde derrotaba a su jefe y convertía en la primera mujer en liderar un gran partido británico. En 1979 ganaba las elecciones y se convertía en primera ministra del Reino Unido. Galería de imágenes Vea la galería completa (10 imágenes) 1979: el 5 de mayo de 1979 la portada de ABC recogía la victoria electoral de Margaret Thatcher, la primera mujer en convertirse en primera ministra en una democracia occidental y la que más tiempo ha permanecido en el cargo, once años.La vida política de Thatcher se convierte en un pulso por reducir la intervención del Estado y promover la libertad y la responsabilidad individual. Frente a todas las corrientes marxistas, socialdemócratas y socialcristianas, Thatcher se erige adalid en la lucha contra lo que calificaba de tiranías fiscal, sindical e intervencionista del Estado. En luchas encarnizadas logró quebrar el poder sindical. Su política de privatización de empresas públicas, la desregulación general y en especial del sector financiero y la flexibilización del mercado laboral dieron al Reino Unido el impulso para salir de la esclerosis laborista. Eso convirtió a Thatcher en uno de los personajes más odiados de la izquierda mundial y por supuesto británica. Con el presidente norteamericano Ronald Reagan que había emprendido una revolución similar en EE.UU. y el Papa Juan Pablo II, Thatcher formó el triángulo de la firmeza frente al comunismo, radicalmente contrario a la política de concesiones. Y ese pulso se ganó cuando una URSS quebrada llevó al reformismo de Mijail Gorbachov, al hundimiento del imperio soviético y a la libertad de Europa Oriental. Su fiereza en la guerra de las Malvinas tras la invasión por la dictadura argentina le generó odio y triunfo. Reelegida para un tercer mandato en 1987, el carácter que tanto la ayudó antes la llevó a un final precipitado en 1990 por su obcecación con el célebre «poll tax» y su hostilidad a Bruselas. Es el símbolo de una derecha democrática sin complejos y volcada en la defensa de la libertad.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
El Senado argentino autoriza al juez a registrar las propiedades de Cristina Fernández de Kirchner
El Senado argentino autorizó hoy a la Justicia a realizar registros en las casas de la expresidenta y actual senadora Cristina Fernández, imputada en una causa en la que se investigan millonarios sobornos de empresarios de la obra pública a funcionarios de los gobiernos kirchneristas (2003-2015). Tras dos intentos fallidos de tratar el asunto en las dos últimas semanas, ya que ni siquiera se pudo iniciar el debate, finalmente hoy los senadores, incluida Fernández, votaron por unanimidad a favor de que el juez Claudio Bonadio realice allanamientos en sus domicilios en Buenos Aires y el sur del país, en busca de pruebas. Este visto bueno de la Cámara llega después de que este martes la viuda del también expresidente Néstor Kirchner (2003-2007) trasladase a sus compañeros que no tiene «ningún inconveniente» en que autoricen los registros, con el fin de terminar con el «show montado" alrededor de unos «allanamientos sin fundamentos». La senadora había puesto como condiciones que no hubiera registros gráficos de los operativos y que estuvieran presentes sus abogados y un senador o senadora designados por ella, así como que se resguarden sus objetos de uso personal y los que forman el ajuar de las casas. Sin embargo, no se prevé que Bonadio acepte estas peticiones, que fueron muy polémicas durante toda la sesión y que la ex jefa de Estado defendió por estar sufriendo una «manipulación descarada, humillante y grosera» de «hostigamiento permanente» y previendo que en el caso de que se graben imágenes de sus casas acabarán saliendo por los medios de comunicación. Mientras sus correligionarios más próximos la defendían en sus intervenciones, con fuertes críticas hacia el Gobierno de Mauricio Macri -que aseguran es el que mueve los hilos para perseguir a Fernández y que no se hable de la situación económica del país-, otros miembros del oficialismo o de la oposición avalaron que se dé el visto bueno a la solicitud del juez. «Esta denuncia que involucra plata sucia tiene mucho que ver con ese gran agujero negro de lo que hoy le falta a la gente», dijo el senador del oficialismo Luis Naidenoff. En el momento de la votación, que se produjo tras casi siete horas de debate, multitud de seguidores de la exmandataria ya se congregaban a las puertas de su apartamento de la capital a la espera de que comience el operativo de Bonadio. Al estar aforada, cualquier decisión de la justicia que apunte a la detención de Cristina Fernández o el registro de sus propiedades ha de pasar por el pleno de la Cámara Alta, en la que ningún partido tiene mayoría absoluta pero el peronismo -al que pertenece la expresidenta pero está dividido en varios sectores- es el movimiento con más peso.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Putin cree que las sanciones contra Rusia son «contraproducentes y carecen de sentido»
El presidente ruso, Vladímir Putin, reaccionó ayer a la nueva tanda de sanciones adoptada por Estados Unidos asegurando que son «contraproducentes» y «sin sentido». Según su opinión, las relaciones entre ambos países «se normalizarán cuando Washington entienda que las sanciones aplicadas a un país como Rusia carecen totalmente de perspectiva». Putin pronunció estas palabras en la rueda de prensa conjunta que ofreció en Sochi en compañía de su homólogo finlandés, Sauli Niinistö, con el que mantuvo una reunión. A juicio del primer mandatario ruso, el problema existente actualmente entre Rusia y EE.UU. atañe «no solamente a la postura del presidente norteamericano -Donald Trump- sino también a la que mantiene la élite del país». Este miércoles precisamente entraron en vigor las sanciones estadounidenses adoptadas el pasado 8 de agosto contra Rusia por el envenenamiento en el Reino Unido del exagente ruso, Serguéi Skripal y su hija Julia. La medida restringirá aún más el acceso por parte de Rusia a determinadas tecnologías. El martes se anunciaron también sanciones contra varias entidades rusas acusadas de realizar ciberataques y contra navieras rusas acusadas de violar el embargo contra Corea del Norte. Prohibidos los vuelos de Aeroflot Hay además en preparación otra serie de sanciones mucho más severas si Moscú no acepta en un plazo máximo de tres meses que la ONU lleve a cabo una investigación en territorio ruso para verificar el estado de los arsenales de armas químicas. Si estas medidas se materializaran, Rusia podría quedar completamente aislada del sistema bancario internacional, sufrir un embargo a sus productos energéticos y ver prohibidos los vuelos a EE.UU. de la compañía Aeroflot. Putin se refirió ayer también a la cuestión recurrente del acercamiento de las infraestructuras de la OTAN al territorio ruso y el escudo antimisiles estadounidense. Según sus palabras, «Rusia no puede no reaccionar al acercamiento de la OTAN y a la aparición de elementos del sistema de defensa antimisiles de Estados Unidos cerca de nuestras fronteras». Mañana jueves en Ginebra se reúnen el asesor de Seguridad de Trump, John Bolton, y su homólogo ruso, Nikolái Pátrushev. El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, dijo hoy en relación con la reunión en la ciudad helvética que «tenemos que encontrar algún punto en común y también entender si existen esos puntos y si nuestros interlocutores albergan ese deseo». Peskov constató que las relaciones con Washington «continúan deteriorándose» y se necesitan acciones para detener ese empeoramiento. Putin y Trump mantuvieron su primera cumbre bilateral el pasado 16 de julio en Helsinki y acordaron continuar los contactos con el objetivo de construir una relación constructiva. Hoy el jefe del Kremlin reiteró que aquel encuentro fue «positivo y útil», pero señaló que «en dos horas de conversaciones no podíamos arreglar todo». Pátrushev y Bolton deberán mañana explorar si hay margen para sacar las relaciones entre los dos países de la actual situación. Siria, Irán, Ucrania y aspectos vinculados con el desarme nuclear serán algunos de los temas a tratar en Ginebra.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Más de 63.000 militares rusos han combatido en Siria desde 2015
El Ministerio de Defensa ruso distribuyó este miércoles mediante un vídeo el primer documento pormenorizado sobre la participación de las Fuerzas Armadas rusas en el conflicto sirio y el número total de efectivos que han estado destinados en el país árabe desde el 30 de septiembre de 2015, cuando Moscú inició la intervención, asciende a 63.012. Esa cifra de militares rusos «han tenido experiencia de combate en Siria», subraya el informe, que eleva el número de generales a 434 y a 25.738 el de oficiales. En diciembre del año pasado, el ministro de Defensa ruso, Serguéi Shoigú, informó que, hasta ese momento, más de 48.000 soldados rusos habían tomado parte en la campaña de Siria. En aquella misma fecha, el presidente ruso, Vladímir Putin, anunciaba por tercera vez la retirada de las tropas rusas desplegadas en el país árabe en ayuda del régimen de Bashar al Assad. Sin embargo, en junio Putin advirtió que el Ejército ruso permanecería en Siria «mientras resulte beneficioso» sin concretar ninguna nueva fecha para su retirada. Según el Ministerio de Defensa ruso, sus aviones llevaron a cabo más de 39.000 incursiones contra objetivos en territorio sirio, aniquilando a más de 86.000 terroristas y destruyendo cerca de 121.466 instalaciones pertenecientes a los insurgentes. El conflicto ha permitido experimentar al Ejército ruso 231 tipos diferentes de armamentos, sobre todo distintos tipos de misiles y aviones. La participación rusa en la guerra ha permitido dar un vuelco total a la situación. El Ejército sirio controla ya la mayor parte del país. Queda por conquistar todavía la provincia de Idlib, en manos todavía de yihadistas y facciones rebeldes. Los aviones rusos y sirios ya han empezado a bombardear la zona. Lo que el Ministerio de Defensa no ha revelado, ya que de acuerdo con la nueva normativa rusa es secreto de Estado, es el número de bajas sufridas por las tropas rusas en Siria. Se conocen varias decenas de casos aireados por los medios de comunicación, pero no la cifra real de bajas.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Londres y Bruselas pasan a la negociación permanente para tratar de evitar la ruptura
La Unión Europea y el Reino Unido han decidido que a partir de ahora las negociaciones sobre su divorcio se llevarán a cabo de forma continuada, es decir, sin esperar los periodos de cuatro semanas que se habían establecido al inicio del proceso, como un último intento para evitar una ruptura desordenada. Ayer concluyó el último de estos periodos regulares, de modo que los dos jefes negociadores, el europeo Michel Barnier y, el ministro británico para el Brexit Dominic Raab, se volverán a reunir la semana que viene en Bruselas, bajo esta nueva fórmula de trabajo. A consecuencia de ello, la libra esterlina alcanzó ayer su nivel más alto en dos semanas gracias en parte al optimismo cauteloso sobre el resultado de las negociaciones. No hay datos concretos sobre el desarrollo de las negocaiciones y de hecho no se ha informado de los eventuales resultados de la ronda de esta semana, pero esta actitud de los negociadores ha suscitado un cierto aroma de optimismo en ciertos medios. Este optimismo no contradice los análisis que siguen insistiendo en el hecho de que las empresas han reducido sustancialmente su nivel de inversiones, ante la incertidumbre que sigue afectando al resultado de las negociaciones. La libra ha perdido el 20% de su valor respecto al euro y al dolar en los últimos tres años. El verdadero punto clave está ahora en octubre, cuando se calcula que tiene que haberse llegado a un acuerdo para tener tiempo de traducirlo y ratificarlo en todos los parlamentos de los países miembros. Los 18 y 19 de octubre se celebrará un Consejo Europeo que debería bendecir el acuerdo. Desde fuentes comunitarias se señala también que si no fuera así y en octubre no se hubiera alcanzado un resultado satisfactorio, probablemente sería necesario celebrar una cumbre extraordinaria en noviembre para hacer frente a la situación. Barnier y Raab han decidido que la negociación entre las dos partes se va a llevar a cabo de forma «continuada» de aquí a octubre y que ellos mismos se reunirán regularmente para impulsar políticamente el proceso. Los equipos de negociadores se han reunidos hasta ahora dejando tiempos para preparar primero y analizar después las rondas de discusiones directas. Sin embargo, los británicos han consumido gran parte de estas reuniones dando vueltas a la situación, sin entrar en el grueso de los grandes asuntos, ante las tremendas divisiones internas en el seno del Gobierno británico. Tres aspectos claves Los medios de prensa de Londres le siguen reprochando a Barnier lo que consideran como una evidente falta de flexibilidad, lo que a su juicio está haciendo imposible el acuerdo. El propio Barnier rechazó tajantemente estas insinuaciones diciendo que «la UE no se va a dejar impresionar por el juego de echarle las culpas». Algunos diarios británicos han empezado a decir también que el político francés no puede permitirse fracasar en las negociaciones del Brexit, porque ello cegaría todas sus ambiciones de convertirse en el nuevo presidente de la Comisión y suceder a Jean-Claude Juncker el año que viene. Es cierto que la de Barnier es una de las candidaturas más importantes, al menos para ser el candidato del Partido Popular Europeo, al que pertenece. Pero esa interpretación del «Telegraph» es cuando menos ilusoria. En su última comparecencia Barnier dijo que la posibilidad de que el Reino Unido salga de la UE de modo «caótico» porque no se ha llegado a un acuerdo, sería «la forma más costosa del Brexit» y que por ello, la parte europea no está trabajando con este objetivo. Su colega británico Raab dijo, sin embargo, que prepararse para esa eventualidad sería «una forma de actuar con responsabilidad». Por ahora, las negociaciones siguen centradas en los tres aspectos esenciales. El más superficial de todos es el de las indicaciones geográficas que es donde los británicos están siendo inflexibles a pesar de que conocen el peso de este concepto en el mercado europeo. Los otros dos, la frontera entre Irlanda y la provincia británica de Irlanda del Norte y la definición política de la futura relación que tendrá el Reino Unido con la UE están claramente vinculados, porque solo pueden encontrar un acomodo sencillo si Londres aceptase mantenerse al menos en el mercado único o en una unión aduanera. La única parte en la que las cosas van como la seda, al menos desde el punto de vista político, es en la cooperación en materia de seguridad y defensa. En caso de que se llegase al día fatídico del 29 de marzo de 2019 sin un acuerdo, el reino Unido se encontraría fuera de la UE sin ningún paraguas legal para mantener actividades tan vitales como la navegación aérea. La idea de un segundo referéndum no ha sido descartada del todo, pero parece altamente improbable en estos momentos. Y por si acaso, el principal impulsor del Brexit, el eurodiputado nacional populista Nigel Farage se ha propuesto iniciar una nueva campaña de propaganda para recabar apoyos a sus tesis rupturistas, a base de seguir engañando a los electores diciéndoles que la ruptura que predica no tendría consecuencias.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Deseos, realidad y Trump
Ante los rumores sobre su fallecimiento, al genial Mark Twain se le atribuye el irónico desmentido: «Las noticias sobre mi muerte han sido muy exageradas». Algo parecido podría decirse de las complicaciones judiciales sufridas por algunos hombres del presidente y los análisis que se empeñan en confundir deseos con realidad anticipando un pronto final para la presidencia de Donald Trump. Por un lado está el caso de Paul Manafort, el lobista sin escrúpulos que se ofreció de forma gratuita a dirigir la campaña de Trump. En un juicio federal que nada tiene que ver con el ocupante de la Casa Blanca, Manafort ha sido declarado culpable por un jurado popular de ocho cargos de fraude fiscal y bancario que le pueden acarrear un máximo de 80 años de cárcel. Este es el primer caso derivado de la investigación realizada por el fiscal especial Robert Mueller. El ex director del FBI fue nombrado por el Departamento de Justicia para esclarecer la presunta interferencia de Rusia en las elecciones americanas de 2016. Aunque los delitos confirmados de Manafort no están relacionados con Rusia (para eso habrá que esperar a un segundo juicio previsto para el 17 de septiembre por lobby extranjero y lavado de capitales), Mueller ha salido revalidado y con licencia para perseguir otros delitos más allá del foco inicial de su mandato. Por mucho que Donald Trump denuncie que se trata de una politizada caza de brujas. El otro caso es el de Michael Cohen, abogado personal de Trump, que a cambio de una sentencia reducida se ha declarado culpable de ocho cargos, incluidos delitos de financiación electoral ilegal. Según su testimonio, para influenciar las elecciones de 2016, Trump le ordenó comprar el silencio de dos mujeres con las que el candidato había mantenido «affairs». A pesar de que es la primera vez que se implica directamente a Trump en un delito federal, conviene recordar que para destituir a un presidente de EE.UU. hace falta un «impeachment» que en esencia es una decisión política del Congreso y no judicial.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Huir a Brasil para dar a luz
La tragedia humanitaria de los venezolanos en la frontera brasileña no perdona a nadie. Menos a las centenares de mujeres embarazadas que cruzan a Brasil después de haber recorrido 900 kilómetros -en las peores condiciones posibles- para ver nacer a sus hijos en un país con mayores oportunidades. Esta generación de bebés venezolanos están naciendo en un entorno muy precario, dada a la grave crisis económica que afecta a sus madres. Los partos de venezolanas en el sistema público de sanidad de Boa Vista, la capital de Roraima, en la frontera, se han duplicado en un año. Solo en la primera mitad de 2018 se registró 571 nacimientos, el doble del año anterior que se ubicó en 566. Según las cifras del Departamento de Salud, el promedio es de tres nacimientos diarios, lo que puede llevar a más de 1.000 hijos de refugiados cuando finalice diciembre. Sin embargo, lo que más preocupa a las autoridades locales no son los números sino las pésimas condiciones en que estas mujeres llegan a la maternidad con problemas de salud, desnutrición, sin orientaciones ni cuidados prenatales, lo que ha aumentado también el número de bebés prematuros o que no resisten al parto. En entrevista a TV Globo, el pediatra Gustavo Araújo da Silva, director de la única maternidad pública en Boa Vista, explica que son casos difíciles y de riesgo. «Normalmente no es un paciente fácil de tratar, tiene patologías que generan un aumento de hospitalizaciones de riesgo», afirma. Agilizar la residencia El éxodo de venezolanas ha sobrecargado los servicios sociales de Roraima al punto de que los trabajadores han alertado estar «al límite» de su capacidad y que necesitan mayores recursos del sistema de sanidad brasileño en cuidados intensivos y medicamentos para atender a todas las mujeres que llegan. Son muchos también los casos de personas que cruzan la frontera para tener un hijo brasileño y así aprovechar la posibilidad de agilizar los trámites de residencia en el país. Mientras una visa de refugiado puede demorarse tres años, la residencia para inmigrantes padres de brasileños es automática y les da derecho a pedir la nacionalidad. Otro problema grave enfrentado por la sanidad brasileña es el brote de sarampión. Desde febrero, cuatro personas murieron de sarampión en Roraima, tres de ellas, venezolanas. El estado registró 281 casos este año, la mayoría de niños. El ministro de Sanidad de Brasil, Gilberto Occhi, reclamó públicamente al gobierno de Nicolás Maduro por no colaborar con datos que lo ayuden a evaluar la extensión de la epidemia. «Tenemos que saber cuál es la política de Venezuela y que está haciendo para vacunar a su población», criticó. Brasil está vacunando a los venezolanos que entran al país. El riesgo de colapso de la red pública ha alimentado la tensión en el estado de Roraima. Con la llegada masiva de venezolanos, un promedio de 500 al día, se ha registrado también un aumento de delitos y de la prostitución que se reflejan en el incremento de la xenofobia contra los vecinos del norte. En la capital, Boa Vista, se calculan que viven entre 30.000 a 40.000 venezolanos, equivalentes al 10% de la población, llevando la ciudad al límite. Especialmente en la sanidad, donde las atenciones han subido de 700 en 2014 a 50.000 en 2017 y a 45.000 en los primeros tres meses de 2018. Durante el fin de semana, 700 venezolanos fueron atacados por brasileños en Pacaraima, puerta de entrada a Brasil, después de un supuesto robo a un comerciante brasileño. Por lo menos, 1.200 venezolanos abandonaron Brasil en un sólo día. Mientras las autoridades de Roraima piden el cierre de la frontera, el gobierno de Michel Temer ha desplazado soldados y reforzado una operación con para recibir a estas familias. Pero ni las ONU ni las autoridades brasileñas están dando abasto para atender al fuerte flujo migratorio.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Al Ghomgham, la activista chií que puede convertirse en la primera mujer ejecutada en Arabia Saudí
Esraa al Ghomgham puede convertirse en la primera mujer que se enfrente a la pena de muerte en Arabia Saudí por la defensa de los derechos humanos. La Fiscalía solicita el máximo castigo para ella y otros cuatro activistas detenidos en 2015 y cuyo juicio se celebrará el 28 de octubre. La organización ALQST, grupo saudí de derechos humanos con sede en Londres, alertó a comienzos de semana de la situación a la que se enfrenta Al Ghomgham, de 29 años, y desde Human Rights Watch (HRW) denunciaron que ?cualquier ejecución es espantosa, pero buscar la pena de muerte para activistas como ella, que ni siquiera está acusada de comportamiento violento, es monstruosa", en palabras de su directora para Oriente Próximo, Sarah Leah Whitson. Durante los últimos días algunos medios informaron de su ejecución, pero resultó ser un bulo difundido por Press TV, canal en inglés que pertenece a Irán. El caso de esta activista es diferente al de la última oleada de detenciones que afectó en mayo a las principales defensoras de los derechos de la mujer en Arabia Saudí. Al Ghomgham pertenece a la minoría chií y documentó la oleada de protestas y la represión que afectó a la parte oriental del reino en 2011, en plena ?Primavera Árabe?. Los chiíes salieron a la calle para pedir el final de la discriminación que sufren a manos de la mayoría suní que ostenta el poder y que ve en esta minoría a un brazo al servicio de Irán, donde la mayoría es chií, para fomentar la inestabilidad. Oleada de detenciones La llegada al poder del joven príncipe Mohamed Bin Salman, de 32 años, ha abierto una fase de cambios en el reino cuya cara menos amable la forman la guerra en Yemen y la oleada de detenciones de activistas de derechos humanos. En mayo, a falta de un mes para que el reino permitiera a las mujeres conducir, las fuerzas de seguridad arrestaron a diez activistas, entre ellos Lujain Al Hathlul y Aziza Al Yusef, personas claves en la lucha por conseguir que se reconociera el derecho de la mujer a sentarse al volante. Según las voces críticas, el príncipe quiere monopolizar el eco de este tipo de avances sociales para que en lugar de parecer fruto de la lucha de muchos años, se perciban como una especie de bendición real. Esta campaña de arrestos recibió hace unos días la reprimenda oficial de Canadá lo que provocó el enfado de Riad que respondió con varias de medidas de castigo como la expulsión del embajador canadiense, la congelación de relaciones comerciales o la supresión temporal de los vuelos de la compañía nacional Al Saudia. Ningún otro país se ha sumado a la decisión de Canadá de criticar las violaciones de los derechos humanos en el reino.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Trump, contra las cuerdas por la defección de Cohen y la condena de Manafort
Fue probablemente el peor día de su presidencia. Este martes, dos personas del círculo más íntimo de Donald Trump -su abogado personal durante una década y su jefe de campaña electoral- estrecharon el cerco legal y político contra el presidente de EE.UU. Michael Cohen, el abogado, se declaró culpable en un juzgado de Manhattan de varios ocho delitos. Pero, sobre todo, implicó directamente a Trump en dos cargos, relacionados con financiación electoral ilegal. Poco después, a cuatrocientos kilómetros de allí, un jurado de Alexandria (Virginia) sentenciaba a Manafort por otros ocho cargos en un caso surgido de la investigación del fiscal especial Robert Mueller sobre el posible complot entre la campaña de Trump y Rusia. En una presidencia de por sí agitada, ambos casos suponen un terremoto legal y político, con posibles repercusiones legales y políticas. El episodio más inesperado es el de Cohen, que en su día dijo que estaba dispuesto a recibir un disparo para salvar a Trump. Su declaración de culpabilidad supone de hecho una defección contra su jefe. En ella, aseguró que «en coordinación y bajo la dirección de un candidato al gobierno federal» -en referencia a Trump-, realizó pagos ilegales antes de las elecciones presidenciales de noviembre de 2016 para silenciar a dos mujeres que tenían información comprometedora sobre el entonces candidato. Las mujeres eran la modelo de Playboy Karen McDougal y la actriz porno Stormy Daniels. «Participé de esta conducta, que por mi parte tuvo lugar en Manhattan, con el motivo principal de influir en la elección», aseguró Cohen en sede judicial. La asunción de culpa por parte del abogado le permitirá una reducción de condena. Podría haber sido de unos doce años y se va a quedar en un rango de entre 46 y 63 meses. La implicación en un delito no es lo único que debería preocupar a Trump. Cohen ha dado señales inequívocas de que ha decidido dar la espalda al presidente. El abogado que ha elegido para su defensa es Lanny Davis, un ex asesor legal de Bill Clinton, que no dudó en atacar con dureza a Trump. Advirtió que su cliente «dijo bajo juramento que Donald Trump le instruyó a que cometiera un delito mediante pagos a dos mujeres con el propósito de influir en una elección. Si esos pagos son un crimen para Michael Cohen, ¿no lo serán también para Donald Trump?». «Caza de brujas» Davis ha estado de gira mediática desde que se conoció la noticia, buscando retratar a Cohen -el amañador de los asuntos más turbios de Trump- como un ciudadano ejemplar que quiere salvar a su país. Aseguró que Cohen decidió cambiar las tornas tras la cumbre en Helsinki entre Trump y el presidente de Rusia, Vladimir Putin, que le convenció de que su ex jefe es «inadecuado» para el cargo y le hizo temer «por el futuro del país». Davis también aseguró que «nunca, bajo ninguna circunstancia» su cliente buscaría el perdón presidencial -una posibilidad que siempre ha circulado para el entorno de Trump- porque le «ensuciaría». Son argumentos inverosímiles para alguien que ha sido el amañador de los asuntos más turbios de Trump, pero que dejan claro que, de momento, Cohen se ha convertido en una preocupación importante. Su declaración de culpabilidad no incluye un acuerdo de cooperación con Mueller y la trama rusa, pero no cierra las puertas a que ocurra en el futuro. Si lo hace, el fiscal especial podría recomendar una reducción mayor de pena. Davis hizo declaraciones explosivas al respecto: aseguró que Cohen tiene información «de interés» para Mueller y que sabe si Trump estaba al corriente o no del hackeo ruso. Las consecuencias legales para Trump de la implicación de Cohen no serán inmediatas. La práctica judicial en EE.UU. y la recomendación establecida durante décadas por el Departamento de Justicia es la de no presentar cargos contra un presidente en el cargo. Si un fiscal decidiera hacerlo, abriría un territorio desconocido para la justicia estadounidense. El camino más probable sería que contribuyera al ?impeachment? -procesamiento judicial en el Congreso-, lo que pondría la patata en manos de los legisladores. Con unas elecciones al Congreso a la vuelta de la esquina, si los republicanos pierden sus mayorías, el ?impeachment? sería más que probable. Pero aquí arranca un cálculo político de resulto incierto. Durante mucho tiempo, muchos demócratas han creído que ponerlo como promesa electoral iría en su contra: movilizaría al voto republicano para conservar el escudo legislativo del presidente. Pero con la tormenta de Cohen y Manafort, el cálculo podría ser diferente y quizá el ?impeachment? se coloque en el centro del debate electoral. El caso de Manafort es diferente. Forma parte de la investigación de Mueller -el de Cohen surgió de ella, pero se derivó a la fiscalía de Manhattan- sobre la trama rusa, pero los delitos por los que ha sido condenado -la mayoría relacionados con la evasión fiscal- no tienen que ver con Trump ni con el supuesto complot con Moscú. Sin embargo, la condena supone una victoria para Mueller, después de meses de ataques constantes de Trump, que califica la investigación como «caza de brujas», y de exigencias de los republicanos de que cerrara el caso a la mayor celeridad. La sentencia reivindica el trabajo de Mueller y le permitirá aislarse de esas presiones. Además, abre una nueva oportunidad: buscar la cooperación de Manafort, al que le esperan probablemente más de diez años de cárcel, y podría buscar una reducción a cambio de información sobre Trump.Y, si hubo colusión con Rusia, es difícil que Manafort no lo supiera.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Venezuela fija los precios de 25 productos básicos
El Gobierno venezolano ha fijado este miércoles los precios de 25 alimentos básicos, manteniendo el férreo control vigente desde hace 15 años, en momentos en que trata de contener una persistente hiperinflación y levantar una economía que lleva cinco años en recesión. El presidente Nicolás Maduro ha autorizado una reconversión monetaria que le quitó cinco ceros al bolívar, devaluado la moneda un 96%, establedo un salario mínimo 60 veces más alto e incrementado los impuestos en los últimos días. Según el jefe de Estado, estas acciones tienen como fin «recuperar» la economía, pero la oposición, economistas y empresarios tienen dudas de su eficacia y temen que se profundice la crisis económica, al aumentar la carga sobre las casi paralizadas empresas y comercios. Ahora, el Gobierno ha publicado la lista con los precios de 25 alimentos y en la que dice que 30 huevos deben costar 81,50 bolívares soberanos (1,3 dólares), pese a que el martes en los mercados se vendían por 120 bolívares soberanos (2 dólares). El precio del kilo de café se ha fijado en 60 bolívares (1 dólar), lo que se compara con los 500 bolívares a que se vende en los mercados. Amenazas a los comerciantes Maduro ha amenazado con cárcel a los comerciantes que no vendan a los nuevos precios los alimentos bajo la regulación, en un país donde el Fondo Monetario Internacional (FMI) calcula que la inflación llegará a un millón por ciento a finales del año. «La clase obrera tiene que salir como fiscales a las calles a hacerlos respetar y ustedes me dicen quién viola los acuerdos para mandar al Sebin (la policía de inteligencia venezolana) y meterlos presos», ha afirmado el presidente en un discurso desde el Palacio de Gobierno transmitido en cadena de radio y televisión. Desde hace 15 años el Gobierno tiene un control de precios que obliga a las industrias a fabricar artículos por debajo de sus costos de producción, lo que en parte ha generado escasez de bienes. Como en otras ocasiones, esta semana el Gobierno ha intensificado las fiscalizaciones a farmacias y supermercados. En una tienda de una cadena de alimentos de Caracas detuvieron a dos gerentes por «acaparamiento y especulación», ha informado el ministro de Relaciones Interiores, Néstor Reverol, en su cuenta de Twitter. Maduro ha aprobado el arresto de los trabajadores del supermercado tras acusarlos de acaparar carne en sus depósitos cuando exhibían neveras vacías y ha dicho que ha iniciado "un contraataque" contra la especulación. El Ministerio Público, además, ha nombrado 68 fiscales para atender denuncias de alzas de precios, según ha anunciado este miércoles el fiscal general, Tarek Saab. «Están trabajando atentos a quien vulnere y cometa delitos económicos», ha añadido.