Infortelecom

Noticias Internacional

01-01-1970 | Fuente: abc.es
Odebrecht, convencido de que su empresa sobornó a tres expresidentes peruanos
Marcelo Odebrecht, el empresario y dueño de la constructora brasileña del mismo nombre, confirmó a las autoridades judiciales peruanas que financiaron las campañas de los ex presidentes Alan García (1985-90 y 2006-11); Alejandro Toledo (2001-06), Ollanta Humala (2011-16) y la candidata y líder de Fuerza Popular, Keiko Sofía Fujimori. "Tengo la certeza de que apoyamos a todos, Toledo, Alan García, Humala, y Keiko?, dijo Odebrecht según señala el portal peruano ?IDL Reporteros?, al tiempo que agregó, ?tengo la certeza que apoyamos a todos los presidentes, expresidentes y candidatos de oposición. Tengo la certeza de eso. (Jorge) Barata (ex jefe de Odebrecht en Perú) podrá dar detalles?. ?Nuestra intención era la de apoyar a muchos candidatos de oposición; incluso sabiendo que no iban a ser elegidos, los apoyábamos de alguna manera. Porque la oposición también puede crear problemas. Una manera de crear una red es apoyar?, explicó el dueño de la constructora brasileña. La investigación del caso ?Lavajato? en Brasil reveló la red de favores políticos que mantenía la constructora en América Latina a cambio de obtener obras de infraestructura. En Perú, Odebrecht llegó a finales de la década del setenta. Tras la publicación, el ex gobernante Alan García ?que vive en Madrid desde hace un año- dijo a través de su cuenta de Twitter que: ?Odebrecht no menciona ningún hecho concreto, coima ni aporte a Alan García. Ellos se venden, yo no". ?Siempre he colaborado con todas las investigaciones y ésta no será la excepción. Lo digo por enésima vez: ni Fuerza Popular ni yo hemos recibido dinero de Odebrecht. Tengo la certeza de que la investigación confirmará que Odebrecht no nos dio dinero. Y quedará claro lo que dijo el fiscal Martello de Brasil, la información no era relevante?, declaró hace unos meses Keiko Sofía Fujimori cuando apareció el apunte: ?Keiko Aumentar 500 y fazer visita?. De acuerdo a IDL-Reporteros, el negocio de Odebrecht fue redondo en el país andino porque además de hacerse a cargo de los proyectos, recargaban el presupuesto inicial con millonarios sobrecostos. Por ejemplo, en los últimos tres gobiernos en Perú, desde Toledo, García y Humala los sobrecostos ascendieron a cuatro mil seiscientos millones de soles, es decir, casi 1,5 millones de dólares. Además, la constructora demandó al Estado peruano en 41 oportunidades, y el gobierno solo en una ocasión. En los 42 arbitrajes donde se resolvieron las demandas, Odebrecht ganó entre 2003 y 2016 más de 254 millones de dólares. ?Reconozco que cuando uno hace pagos no contabilizados uno nunca sabe si aquel dinero va para la campaña para el proyecto político o para el bolsillo de determinado político. Inclusive, Odebrecht habría tenido muchos menos problemas si todos los pagos se hubieran hecho de forma oficial, transparente. Se hizo mucha caja 2 (dinero dedicado a los sobornos) porque se estaba escondiendo que estábamos apoyando determinado apoyos políticos?, explicó Odebrecht, que ahora está con arresto domiciliario en su lujosa en Sao Paulo. ?Así funciona América Latina entera ? El foco de ustedes no debe ser Odebrecht. Ya fue extremamente penalizada. Lo que deben de hacer es utilizar la colaboración de Odebrecht para descubrir nuevas cosas?, concluyó. El tsunami Odebrecht ha implicado hasta el momento a los expresidentes Alejandro Toledo, con orden de captura en Perú y que vive en Estados Unidos desde hace meses; Alan García (1985-90 y 2011-16), Ollanta Humala, preso desde hace 6 meses junto a su esposa, Nadine Heredia; Pedro Pablo Kuczynski y la ex candidata presidencial y jefa de la mayoría opositora en el Congreso, Keiko Fujimori.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
México despide un sangriento 2017: el más violento en veinte años
México cierra un negro 2017, un año que será recordado por ser el más sangrientos de las dos últimas décadas. A falta de contabilizar las cifras de diciembre, el país registró un total de 23.101 homicidios premeditados hasta noviembre, de acuerdo con los datos de la Secretaría de Gobernación. Estos números reflejan ya una cifra superior al anterior récord de 22.852 asesinatos de 2011, año en el que el Ejército estaba plenamente involucrado en la llamada guerra contra el narcotráfico. Y es que, con una media de unos 70 asesinatos diarios, es previsible que el país cierre 2017 con más de 25.000 asesinatos dolosos, un dato que evidencia el espeluznante repunte de la violencia que asuela México. Para hacerse una idea de la dimensión de la violencia en el país, en España se registraron 292 asesinatos en 2016. Enrique Peña Nieto llegó al poder a finales de 2012 prometiendo poner fin a la escalada de criminalidad que caracterizó el sexenio de Felipe Calderón (2006-2012). Calderón se centró en combatir militarmente a los cárteles de la droga, lo que fue respondido por las bandas criminales con una espiral de violencia. Peña Nieto enarbolaba un mensaje de reconciliación y la población entreveía que el líder del Partido Revolucionario Institucional (PRI) ?agrupación que gobernó México durante 71 años hasta el 2000? llegaría a algún tipo de acuerdo secreto con el fin de rebajar el conflicto, aunque el presidente negara que fuera a pactar con el crimen organizado. Y es que el PRI siempre se presentó como «el partido que sabe gobernar». Con una media de unos 70 asesinatos diarios , es previsible que el país cierre 2017 con más de 25.000 asesinatos dolosos Al principio de la presidencia de Peña Nieto la violencia comenzó a descender. El número de homicidios dolosos rondó los 14.000 en 2014, esto es un tercio menos que los registrados en 2011. Sin embargo, 2015 marcó un punto de inflexión, y a partir de entonces el número de asesinatos repuntó en 2016 y finalmente 2017 ha quedado como el año más sangriento desde que se empezaron a recopilar estos datos en 1997. Peña Nieto se encuentra ante el espejo de Calderón, es decir, llegó a la residencia de Los Pinos prometiendo rebajar la violencia y terminará su sexenio en 2018 con unas cifras de criminalidad tan negras como las de su predecesor. Y es que son cerca de 100.000 homicidios los que han ocurrido en México desde 2013. Narcotráfico El narcotráfico es el oleaje que mueve todo el mar de criminalidad que sufren los mexicanos. El tráfico de drogas es un negocio extremadamente rentable ?como bien es sabido? y México es un país con cerca de 50 millones de pobres, casi la mitad de la población. La falta de oportunidades hace que unirse a las bandas criminales sea visto como algo atractivo para muchos mexicanos, debido a las elevadas cantidades de dinero que mueven. Y un lucrativo negocio en un contexto de pobreza convierte al narcotráfico en una opción para aquellos que viven en las áreas menos desarrolladas. Fuerte Enfrentamiento Deja 14 Zetas Muertos en Tamaulipas, en 2013 - YOUTUBE Al norte, México tiene una frontera de 3.200 kilómetros de longitud con Estados Unidos, uno de los mayores consumidores de droga del mundo. Y, mientras haya demanda, México seguirá produciendo y distribuyendo narcóticos a través de la porosa frontera. Por ahora, nada hace prever que el consumo de drogas en Estados Unidos vaya a decaer. Es más, en los dos últimos años se ha visto un incremento en el consumo de heroína en la primera potencia y, como resultado, México ha pasado a ser el mayor productor de amapola en el mundo. Ante el incesante consumo de drogas, el número de cárteles se ha multiplicado. Hace una década este negocio estaba controlado por un puñado de organizaciones criminales. Hoy, son varias decenas de agrupaciones las que se pelean por controlar el mercado. Por ejemplo, el Cártel del Noroeste surgió en 2014 y es una escisión de Los Zetas, pero luego hay células dentro de las organizaciones que van por libre o incluso se enfrentan a sus mismos dirigentes. Pero, aunque haya más grupos criminales, el volumen del negocio no crece al mismo ritmo. Por ende, los conflictos para hacerse con el control de las diferentes plazas ha ido en aumento, lo que ha provocado miles de víctimas. Y, al mismo tiempo, las bandas han diversificado sus ingresos añadiendo nuevas actividades ilegales a la organización. Es decir, ya no sólo se dedican al narcotráfico, sino que también secuestran, extorsionan o cobran un impuesto revolucionario a los ciudadanos para financiarse, lo que provoca más víctimas. Todo esta progresiva atomización, además, se ha acelerado según los grandes líderes de los cárteles han ido desapareciendo en los últimos años. El encarcelamiento de «el Chapo» Guzmán en 2016 abrió una guerra por hacerse con el control del Cártel de Sinaloa entre los hijos del afamado narcotraficante y «el Licenciado», quien era el número dos de la organización y fue arrestado en mayo de este año. O el Cártel de los Beltrán Leyva ha sufrido una progresiva división que ha terminado con la creación de una veintena de grupos tras el asesinato y arresto de sus dirigentes entre los años 2009 y 2014. Corrupción El siguiente elemento que explica esta fuerte subida de la violencia es la elevada corrupción que desde hace décadas asola México, lo que debilita el poder de las instituciones para garantizar la seguridad y el orden. En ese aspecto, la Universidad de Texas publicó este año un informe en el que detallaba cómo Los Zetas sobornaban a altos funcionarios y a los gobernadores de los estados de Coahuila y Veracruz para operar con impunidad. Ya sea por acción u omisión, las instituciones han dejado de actuar, quedando los ciudadanos desprotegidos. Impunidad Y la tercera clave es la impunidad, derivada de la corrupción. Un informe de la Universidad de Las Américas Puebla estima que la impunidad en México ronda el 99% de los delitos, es decir, casi todos los crímenes quedan sin castigo. De esta manera, entre impunidad, corrupción y narcotráfico; el país cierra un 2017 para olvidar, y del que el populismo tratará de sacar tajada en las elecciones presidenciales del año que viene. Será en verano de 2018 cuando México elegirá a su próximo presidente hasta 2024 y el populista de izquierda Andrés Manuel López Obrador, quien se presenta como el favorito en todas las encuestas, ve como una opción otorgar una amnistía a los narcos para frenar la criminalidad. En este contexto, López Obrador, un viejo conocido de la política mexicana, espera que este caldo de cultivo de descontento con el PRI debido al auge de la criminalidad sea uno de los factores clave que finalmente le llevará a la presidencia del país, después de dos asaltos fallidos como candidato en 2006 y 2012. ¿A la tercera irá la vencida?
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Maduro cubaniza Venezuela a marchas forzadas
«La estabilidad del Gobierno de Venezuela depende de las directrices de la dictadura cubana, a quien Maduro sigue consultando con frecuencia», recalcan a ABC dos expertos en la relación bilateral más estrecha de toda América Latina, que está llevando a la potencia petrolera a la mayor crisis política, económica, social y humana de su historia. Nicolás Maduro ha acelerado la cubanización de Venezuela que Hugo Chávez comenzó hace 19 años. Una decisión que le ha servido para mantenerse en el poder pese a la debilidad en que le dejaron las protestas del primer semestre de este año y el triunfo de la oposición en las legislativas de 2015. «Maduro ha demostrado que políticamente es un adversario peligroso, ha logrado sostenerse en una situación muy débil», señala el exministro de Defensa venezolano Fernando Ochoa Antich. Los últimos episodios de la copia del modelo castrista han sido la creación de una Asamblea Nacional Constituyente a la cubana (no pluralista), el nombramiento de un militar al frente de la estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa) o la reciente excarcelación de presos políticos «a su conveniencia». «Nicolás Maduro libera a los presos políticos al estilo del castrismo, poco a poco, sin prisa, usándolos como instrumento político de cara a la comunidad internacional y a las fuerzas internas», sostiene el activista de derechos humanos Elizardo Sánchez. El exprisionero de conciencia cubano cree que «la excarcelación a conveniencia del gobierno es una manipulación». Secreto de Estado Chávez conmocionó a los venezolanos cuando a su llegada al poder en 1999 decidió que «la principal fuente de su asesoría personal y del Gobierno iban a ser los cubanos. Les entregó muchas ramas del sector público y los puso como asesores militares. Generó muchas fricciones y críticas, pero se salió con la suya», asegura Javier Corrales, profesor de Ciencias Políticas de Amherst College (Massachusetts). La cifra exacta y su misión concreta son un misterio. «Es secreto de Estado, ni siquiera lo sabe el Gobierno venezolano, además muchos cubanos han huido por Colombia», afirma Sebastiana Barráez, periodista venezolana experta en Defensa. El número de asesores cubanos ha disminuido durante la presidencia de Maduro con la reducción del intercambio de petróleo por profesionales a causa de la crisis venezolana. «La compra de servicios profesionales (médicos, maestros..) por parte de Venezuela mermó de 9.500 millones de dólares en 2013 ?el mayor ingreso de divisas cubano? a 6.295 millones de dólares en 2016», explica el economista cubanoamericano Carmelo Mesa-Lago. Algunas estimaciones apuntan que cuando el sucesor de Chávez llegó al poder en 2013 había 45.000 cubanos. Pasado golpista La infiltración de la Inteligencia cubana en las Fuerzas Armadas venezolanas ha sido determinante, según los expertos, para que la alternativa golpista no haya surgido hasta ahora en el madurismo a pesar del historial de Venezuela. «Los oficiales cubanos de contrainteligencia, con la ayuda de informantes venezolanos, en gran medida impiden que se produzca la fractura en las Fuerzas Armadas», asegura el periodista cubano Roberto Álvarez Quiñones. El general de división Ochoa Antich, que como ministro de Defensa vivió el golpe de Estado de Chávez en 1992, cree que los militares venezolanos «tienen miedo a ser descubiertos, pero aún así hay oficiales detenidos por discrepar con el Gobierno». Ochoa cree que el nombramiento del mayor general Quevedo como presidente de Pdvsa «es una manera de ir comprometiendo a las Fuerzas Armadas en el Gobierno para que la alternativa del golpe militar no se dé». Este estamento en Cuba dirige la mayor parte de la economía. En Venezuela sus funciones son cada vez más numerosas: controlan la distribución de alimentos, los precios y el flujo de importaciones. Diferencias A pesar de que el castrismo y el chavismo-madurismo se asemejan a marchas forzadas, aún hay diferencias. El general Ochoa cree que «Venezuela es un país rico en petróleo aunque mal administrado, donde el poder tiene un origen electoral y existen ciertas libertades, pese a las amenazas a ciudadanos y medios. La oposición mantiene un impacto muy importante en la opinión pública». Javier Corrales, estadounidense de origen cubano, define al país como « una dictadura no totalitaria», pero precisa que «su sistema no se ha cerrado del todo: todavía hay un poco más de libertad de prensa, partidos políticos organizados y las universidades siguen siendo más o menos autónomas». Aunque el profesor de Ciencias Políticas presume que el objetivo del Palacio de Miraflores es controlar todas las instituciones y llegar a «lo que ellos definen como Estado comunal». Sin estudios académicos, Maduro se formó políticamente en La Habana. Cuando Chávez murió, los Castro sabían que era su hombre en Caracas. Nicolás Maduro, entre Raúl Castro y Miguel Díaz Canel (i), durante una cumbre del ALBA el pasado 14 de diciembre en La Habana - Reuters Hacia el castrismo Estado comunal En Venezuela hay partidos de la oposición, elecciones y ciertas libertades, pero el impulso del chavismo es controlar todas las instituciones y llegar al Estado comunal que pretende la Constituyente. Militares Los militares en Cuba dirigen la economía. El nombramiento del mayor general Quevedo al frente de Petróleos de Venezuela ?va en esa línea. Desabastecimiento Ambos sufren la escasez por el control de precios y la baja productividad. Venezuela se está quedando sin clase media. Justicia Estrechan su cooperación en materia judicial. La Justicia en Venezuela está cada vez más al servicio del Ejecutivo.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
«Macron siempre quiere tener la última palabra como un monarca autoritario»
De enfermo de Europa a país del año, hace cinco años el semanario británico «The Economist» recibía al socialista François Hollande con varias baguettes en forma de bomba que amenazaban a una temblorosa zona euro, esta semana la misma publicación, poco sospechosa de francofilia, habla de «le jour de gloire est arrivé» (el día de gloria ha llegado) a ritmo de Marsellesa. Como némesis de los Trump y Putin, el fenómeno mediático de Emmanuel Macron ha lavado la cara de Francia entre las élites financieras. Con él, París se ha quedado con los Juegos Olímpicos de 2024, ha lanzado una campaña para atraer a los mejores científicos del mundo para la lucha contra el cambio climático y además ha logrado aprobar sin apenas contestación en las calles una reforma que le costó a Hollande fotografías como la de un coche patrulla incendiado. Su determinación reformista, su liderazgo europeísta y su victoria ante «Satán» (Maríne Le Pen) parecen haberle concedido un cheque en blanco. Anne FUldaLos críticos de Macron se burlan de su grandiosidad (aspira a ser un presidente jupiteriano) y se afanan en destacar su arrogancia y salidas de tono. Como las que tuvo en Burkina Faso durante su gira africana del pasado noviembre, cuando, visiblemente molesto por la pregunta de un estudiante, el presidente francés se dejó llevar: «¿Pero quiénes son los traficantes? Estos no son franceses. (..) Estos son africanos que esclavizan a otros africanos». Macron añadió: «Y hay europeos que se benefician de este camino de miseria en Europa, y eso es inaceptable». En la cumbre del G20 del pasado julio fue acusado de racista tras su respuesta ante la pregunta de un reportero de Costa de Marfil sobre un «plan Marshall» para el continente africano. «El desafío de África es diferente, es mucho más profundo, es civilizacional», espetó Macron, que concluyó que «mientras que los países sigan teniendo de siete a ocho hijos por mujer, puedes decidirte a gastar miles de millones de euros, pero no estabilizarás nada». Anne Fulda (París, 1963), responsable de la sección «Portraits» del conservador Le Figaro, publicó durante la campaña presidencial de la pasada primavera una biografía titulada en Francia «Macron, un jeune si parfait» (Un joven tan perfecto). Aun con un título menos pomposo en español («El presidente que ha sorprendido a Europa») que en su primera edición, Fulda no oculta su admiración por Macron definiéndole como un hombre completamente seductor (especialmente con quienes le doblan en edad) y que, al mismo tiempo, asume orgullosamente aquello que es. Después de seis meses en el poder, ¿Macrón está en la derecha o en la izquierda? Desde su elección, Emmanuel Macron ha dinamitado el sistema político francés. Ha compuesto un gobierno donde conviven un primer ministro y ministros provenientes de la derecha, izquierda y tecnócratas sin pertenencia reconocida a ningún partido. Para el resto, es interesante ver que la oposición parece, por el momento, inexistente. El Partido Socialista se desangra, los Republicanos, que acaban de elegir un nuevo presidente, Laurent Wauquiez, tienen muchas dificultades para ser escuchados e incluso Francia Insumisa, de Jean-Luc Mélenchon, y el Frente Nacional, de Marine Le Pen, los dos partidos antisistema, apenas tienen hueco mediático. Haciendo balance, su reforma del Código de Trabajo, su plan económico y reformas parecen escorarse más hacia la derecha. Usted le describe como hijo del sistema y al mismo tiempo como ovni político. ¿Qué es en realidad? Sin duda, Macron es las dos cosas. Es un hijo del sistema porque ha seguido la misma senda del resto y las mismas «grandes écoles», pero también es un ovni político porque jamás nadie ha llegado a ser presidente de la República a la manera que lo ha hecho Macron: se le han alineado los planetas para poder quemar etapas tan rápido. En el libro escribe que el presidente tiene una obsesión: ser amado y admirado. No debe haberle sentado muy bien que su índice de aprobación se haya desplomado en tan poco tiempo? En realidad, Macron ha conseguido algo inédito: revertir su curva de popularidad. Evidentemente le gusta ser admirado pero se ha dado cuenta de que su popularidad había caído y ha tenido en cuenta los reproches para hacer ajustes en su comunicación. El presidente francés, Emmanuel Macron, y a su esposa, Brigitte Macron - EFE Las encuestas dicen que Macron es muy arrogante y únicamente se preocupa por los ricos. ¿Está usted de acuerdo? ¿Es peligroso tener un presidente aparentemente tan mesiánico? Es interesante que él mismo asuma esta acusación de presidente de los ricos. En una entrevista reciente ha explicado que había que ayudar a los «primeros de cuerda» para crear una especie de efecto de entrenamiento, de círculos virtuosos que favorezcan a las clases más desfavorecidas. Este perfil mesiánico que usted evoca él lo ha borrado desde su elección; por otro lado, asume el papel monárquico de la oficina presidencial. Observando ciertos momentos de Macron, este parece tener un problema de susceptibilidad y de no dominar ciertos impulsos como los arranques de arrogancia que tuvo en su gira africana. Al mismo tiempo, tiene un control extremo y parece que en otras ocasiones tiene dificultades para ocultar sus sentimientos. Por ejemplo, tiene una fuerte propensión a hacer discursos extremadamente largos, que, aunque generalmente están muy bien estructurados, pierden eficacia. Esta incapacidad para controlar su discurso es una reminiscencia de la retórica de algunos líderes de regímenes autoritarios. Es como si siempre quisiera tener la última palabra. Durante la campaña, muchos predijeron el final de la Quinta República. ¿Es Macron su héroe o su canto de cisne? No, estamos lejos del final de la Quinta República. Macron se deleita dentro de las hechuras de monarca diseñadas por el general De Gaulle. Ahora lo que se cuestiona es el sistema bipartidista. En el libro «Revolución», Macron describe su estrategia para contener la extrema derecha: esta debe ser confrontada, no evitada. ¿Está de acuerdo? Este deseo de enfrentarse a la extrema derecha lo puso a prueba especialmente durante el debate televisado contra Marine Le Pen entre las dos rondas. Y en lugar de emplearse en temas clásicos o cubrirlo de anatemas, prefirió evidenciar su ignorancia en asuntos económicos y su incapacidad para ocupar el cargo presidencial. Esto ha sido tremendamente efectivo. Ahora habrá que ver si esto debilitará permanentemente al Frente Nacional. Esto lo sabremos en las elecciones europeas, que favorecen generalmente a los extremos. ¿Es Macron lo que Sarkozy siempre quiso ser? En cierto modo, es cierto: Macron se da cuenta de lo que Sarkozy había soñado ser en el pasado y quiso ponerlo en práctica en 2007. Tiene el mismo deseo de transgredir los límites partidistas, esta forma de querer nombrar las cosas por su nombre y que deja a todos en shock. Macron dijo que hará de la igualdad de género la «gran causa» de su mandato de cinco años, a pesar de que aunque haya buscado una paridad en su gobierno la distribución de poderes sigue siendo desigual. ¿Esta usted de acuerdo? ¿Será solo bla, bla, bla o realmente invertirá en esto? ¿Es realmente feminista? Mas que feminista, Macron cree que no hay diferencia entre hombres y mujeres y que también los juzga. No debemos olvidar que dos mujeres lo han convertido en lo que es hoy: su abuela, que tuvo un papel fundamental, y su esposa Brigitte. En cuanto a la paridad, no la ha convertido en una prioridad y, además, no parece considerar el velo como una marca de esclavitud de la mujer en relación con el hombre. ¿Cree que habría ganado las elecciones sin usar las figuras de su abuela y Brigitte? Sí, pero es evidente que la explotación de sus vínculos con estas dos mujeres lo ayudó a construir una narrativa efectiva. Durante la visita de Trump a París, el presidente estadounidense hizo una broma que no fue demasiado agradable para Brigitte Macron. ¿Sufre ella un sexismo más acentuado por su edad con respecto a otras primeras damas? No, ya no. Su figura es bastante popular. Ella no ha cometido ningún error desde la elección de Macron. Escribe en el libro que Macron ha exagerado su relación con el filósofo Paul Ricoeur para crear un relato de intelectual que llega a presidente. Sus padres están descontentos porque prácticamente solo recuerda el papel de su abuela y poco o nada lo que ellos hicieron por él e incluso antiguos colegas lo describen como una sanguijuela. ¿Es Macron un impostor? La palabra impostor es un poco fuerte. Pero tiene una obsesión: dominar su vida, su destino e incluso embellecer la realidad a veces. Macron se negó a hacer la entrevista televisiva tradicional del 14 de julio y criticó rotundamente a los periodistas durante los primeros meses en el poder. ¿Desprecia a los periodistas? Al igual que Sarkozy, Macron primero los usó y ahora trata de alejarse de ellos. Él no tiene mucha estima por la mayoría de ellos y rechaza el tipo de familiaridad que puede haber existido entre algunos de sus predecesores y la prensa.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Con Berlusconi vuelve la tempestad
Europa vuelve a estar muy pendiente de Italia, la tercera economía de la Eurozona, porque el 4 de marzo celebrará elecciones y se enfrenta a un escenario de inestabilidad, en el que los populistas pretenden incluso la salida del euro. Para Europa, que busca relanzarse tras el trauma del Brexit, la fragilidad política de Italia representa otro obstáculo para su cohesión. Hay mucho en juego en estas elecciones: «Son comparables a las de abril de 1948. Entonces el resultado electoral permitió a Italia permanecer en el mundo occidental. El resultado del 4 de marzo decidirá si Italia continuará formando parte del grupo de países europeos comprometidos en avanzar en la integración, o si se convertirá en una rama meridional de los países empeñados en contrarrestar la integración», señala Sergio Fabrini, profesor de Ciencias Políticas de la Universidad Luiss y director de su Escuela de Gobierno. La realidad es que, por primera vez en mucho tiempo, los italianos acuden a las urnas sin tener ni idea de quién podría ser el próximo primer ministro. El voto lo disputan tres grandes polos: centro-izquierda, Movimiento 5 Estrellas y centro-derecha, que encabeza las encuestas. La campaña electoral es caótica, centrada en ataques personales, provocaciones y sin entrar en los problemas reales del país. Por ejemplo, Silvio Berlusconi, quien a sus 81 años regresa al primer plano político cuando muchos le habían dado varias veces por muerto políticamente, ha decidido ya su estrategia electoral: los sondeos le dan un 16%, pero él cuenta con trenzar fuertes alianzas, se presenta como garantía de gobernabilidad y seguridad, basada en la experiencia frente a la aventura juvenil e inexperta de los populistas del Movimiento 5 Estrellas, a los que descalifica, comenzando por su candidato Luigi Di Maio: «Nunca ha trabajado; debe encontrar un empleo para un periodo no demasiado breve. Solo después se podrá ofrecer para gobernar el país». De inmediato y con acritud le respondió Di Maio: «Berlusconi no tiene credibilidad; hace las mismas promesas desde hace 20 años». El exCavaliere está convencido de que la campaña se la juegan sobre todo el centro derecha y el Movimiento 5 Estrellas (M5E), al que los últimos sondeos le otorgan un 29%. Se trata de un apoyo sólido de muchos italianos que le dan su voto como protesta contra una clase política que no ha sabido renunciar a sus muchos privilegios. La verdad es que no deja de ser llamativo que el movimiento fundado por un cómico que no ha sabido crear una verdadera clase dirigente ?el fracaso en la alcaldía de Roma de Virginia Raggi es evidente? sea el primer partido italiano. Es fuerte en votos, pero débil en propuestas. Por ejemplo, Luigi Di Maio ha dicho recientemente que en un referéndum sobre el euro, como desea el M5E, «si Italia no logra cambiar las políticas de la UE», él votaría por la salida de la moneda única. «Una locura», le responde el ex primer ministro Matteo Renzi. Mejora la economía Afortunadamente, 2017 se cierra con una economía que por fin mejora, aunque para la mayoría de los italianos esa recuperación no es aún tangible, con un paro del 11,1 %, superior a la media de la UE, el crecimiento este año será del 1,5%, su mejor dato desde que se inició la crisis, una tendencia que se prevé que se mantendrá en 2018. Al mismo tiempo, muchos tienen la sensación de que se ha producido una especie de milagro, a saber: el creciente papel adquirido por el primer ministro, Paolo Gentiloni, del Partido Democrático, de centro izquierda, católico y de origen aristocrático. Es el personaje más aburrido de la política italiana, sobrio y sin un pelo de demagogia, apenas aparece en televisión ni en las redes sociales y es reacio a conceder entrevistas. Pero el conde Gentiloni aparece como el político más popular y apreciado por los italianos. Lo corteja la derecha y la izquierda, porque lo ven competente, tranquilo y ha dado confianza al país al haber sabido conducir a puerto de forma ordenada y sin sobresaltos el último año de legislatura, tras la dimisión de Renzi por fracasar en el referéndum constitucional. Hoy los italianos se hacen esta pregunta: ¿Quién sucederá a Gentiloni? Y muchos responden convencidos de que el sucesor de Gentiloni será Gentiloni, quien podría ser elegido al frente de una eventual coalición del centro-izquierda o seguir como primer ministro hasta nuevas elecciones si en el próximo Parlamento no se logra formar una mayoría de gobierno. Promesas poco realistas Todos los partidos hacen promesas poco realistas en busca del voto moderado, como la reducción de impuestos, subida de pensiones y de salario mínimo, e el aumento del déficit para intentar más crecimiento., pero ninguno habla de terapia para salvar las cuentas públicas, talón de Aquiles del país, con una deuda que es la más alta de más de 2,3 billones de euros, el 132% del PIB. Se espera un parlamento fraccionado con dificultad para las alianzas y para formar una mayoría de gobierno. Las encuestas dan ganador al centro-derecha, con el 36 % de los votos. Pero entre sus formacioness (Forza Italia, la ultraderechista Liga Norte y Hermanos de Italia) hay profundas divisiones. En segundo lugar se sitúa el Movimiento 5 Estrellas, que puede alcanzar el 30%. Y baja una izquierda, dividida, en la que el partido de Renzi puede caer por debajo del 25 %.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
«Algunos rohingyas corren, otros dan zancadas y otros colapsan y tienen que ser cargados»
Miro a través de la ventana de la furgoneta de MSF cuando saltamos y salimos de la clínica, lejos del campamento y de nuestro trabajo. El sol bosteza con un brillo rosa mientras se desploma tras las colinas dejando los últimos rayos del día. Desde este momento, una leve señal inconstante en mi teléfono móvil es la única manera en que puedo apoyar al médico que se queda en el turno de noche. Es su primera vez con Médicos Sin Fronteras (MSF) como médico en solitario, por lo que hablamos con regularidad. A medida que las horas avanzan hacia el amanecer, su entusiasmo y confianza crecen. Ha ayudado a una madre a dar a luz. ¡Estaba tan orgulloso! Su contribución sirve para completar un ciclo de 24 horas de atención continuada en el campo. Ha ayudado a una madre a dar a luz. ¡Estaba tan orgulloso! Su contribución sirve para completar un ciclo de 24 horas de atención continuada en el campo Pero eso es lo que ocurriría esta misma noche. Ahora mismo sigo mirando por la ventana. Conducimos lentamente, pues es la única forma de lidiar con vacas adormiladas, peatones distraídos, autobuses con exceso de velocidad, camiones pesados y enjambres de tomtom (motocarros eléctricos) y rickshaws en este camino rural. Más allá de amontonados refugios de otro asentamiento improvisado, un montículo llama mi atención. Ha sido desprovisto de cualquier vegetación, pero sigue estando vivo: una multitud de niños embarrados juegan a volar cometas. Mientras se desvanecen en siluetas, las cometas amarillas, rosas y verdes bailan a través del crepúsculo rosado, ahora rojo. Pronto habrá otra parcela con más bambú y lona, a medida que lleguen más refugiados rohingyas. Nuestra clínica móvil en el punto de entrada nos anuncia nuevas llegadas a través del canal. ¿Cuántos viajes, cortos pero peligrosos, cruzan el canal? ¿Cuántos más aún esperan al otro lado? El médico australiano Evan O'Neill, que ha colaborado con Médicos sin Fronteras en la crisis de los rohingyasEl canal es pintoresco: escenas de postales de barcos de pesca de gran altura y árboles tropicales incontenibles bordeando la costa. Esta mañana, el mismo sol de la costa encontró a más refugiados. En el punto de entrada hay alguna carrera, zancadas y colapsos. A algunas personas las tienen que llevar. Algunos están la mayoría sin traza de expresión en sus rostros.desconsolados, y Entre los refugiados hay huérfanos. Hoy mismo he visto a uno que tenía solo siete meses, adoptado y amamantado por una amable madre que ya tenía cuatro hijos. Como llegaron juntos al campamento no es una buena historia que contar: el bebé fue encontrado solo en Myanmar por otra persona. ¿Dónde? ¿Cómo? ¿Por qué? ¿Qué había sido de los padres? Todo esto se desconoce, pero no importa, ahora ya está aquí. Hoy mismo he visto a un huérfano que tenía solo siete meses, adoptado y amamantado por una amable madre que ya tenía cuatro hijos Belleza y dolor Esta madre amamantaba al débil bebé a la vez que al suyo. Se la ve muy cansada. Su leche le ha mantenido con vida hasta ahora y sin ella estoy seguro que el niño no habría llegado hasta aquí. Su desnutrición se aprecia desde el otro lado de la habitación: pliegues vacíos en la piel, cabeza triangular, costillas demasiado prominentes y ojos distantes. Algunos menores no acompañados llegan a nuestra clínica porque las madres están ocupadas atendiendo a otros hermanos. Ese es el caso de una niña de 10 años que vi agarrada a su hermano pequeño en la sala de espera. Fueron atendidos, recibieron medicinas (incluido un tratamiento de agua y galletas) y les pedimos que volvieran con un adulto. No recuerdo haberla vuelto a ver. Supongo que su hermanito debe estar mejor, al menos lo espero. Desde finales de agosto, más de 600.000 Rohingyas han huido de Birmania y viven hacinados en campos de refugiados en Bangladés, como este de Kutupalong - PABLO M. DÍEZ Una notificación de mi iPad interrumpe maleducadamente mis pensamientos. Ignoro la intrusión y vuelvo a contemplar a través de la ventana. Me pregunto si las lustrosas colinas ofrecen alguna ruta de senderismo. El escenario es un violento contraste entre belleza y dolor. No es posible ignorarlo ni reconciliarme: este dolor sigue siendo una espina clavada en mi corazón.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Trump, King Jong-un y Daesh, protagonistas de la escena internacional en 2017
El año 2017 ha vuelto a estar marcado en gran medida por el terror sembrado por Daesh pero también por la intensificación de la tensión en la península de Corea, donde se teme que pueda estallar una nueva guerra, por la histórica condena contra el 'carnicero de Bosnia' Ratko Mladic y la muerte a manos de los hutis del expresidente Alí Abdulá Salé, entre otros. A continuación repasamos los diez grandes acontecimientos que han marcado la escena internacional en el último año:
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Rusia castigará con hasta 10 años de cárcel el «terrorismo telefónico»
El presidente ruso, Vladimir Putin, ha firmado este domingo la ley que endurece las penas por los avisos falsos de bomba, incendios intencionados u otras calamidades, lo que se conoce como «terrorismo telefónico», que podrán ahora alcanzar hasta los diez años de cárcel. Así, un aviso de bomba premeditadamente falso y dirigido contra una instalación de importancia social como establecimientos de salud pública, centros docentes, grandes centros comerciales, etcétera puede conllevar una pena de prisión de entre 3 y 5 años si provoca daños considerables. La sanción se eleva hasta los 8 años si tiene por objetivo perturbar la administración pública alcanzará los 10 años si provoca la muerte de personas u otras consecuencias graves. El documento está publicado en el portal web ruso de información jurídica y ha sido recogido por la agencia de noticias rusa Sputnik. La pena máxima prevista anteriormente era de cinco años de cárcel. El pasado 11 de septiembre comenzó una inédita oleada de falsos avisos de bomba contra unas 3.500 instalaciones en 180 ciudades por todo el país. Casi 2,5 millones de personas tuvieron que ser evacuadas por este «terrorismo telefónico». Las autoridades consideran que se trata de una auténtica ciberofensiva contra Rusia que proviene, sobre todo, de zonas con presencia de grupos terroristas en Siria, así como del territorio de Turquía, Ucrania, Estados Unidos y Canadá.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
La hiperinflación y la falta de recambios colapsan el trasporte de Venezuela en Navidad
La escasez de abastecimientos y la hiperinflación en Venezuela dificultan los transportes en Navidad. Al aumento clásico por temporada alta en los pasajes de autobús, se ha sumado este año en Venezuela el incremento derivado de la situación de hiperinflación que vive el país desde hace meses, una subida de precios que suma una dificultad más a una Navidad que no está siendo nada fácil. Largas colas de quienes intentan obtener un pasaje y subirse a un autobús para recibir el 2018 fuera de Caracas colman los terminales de transporte terrestre con la esperanza de poder viajar al interior del país. Sin embargo, no todos pueden costear el viaje de fin de año. Con una inflación que cerrará 2017 por encima del 2.000 %, según cálculos del Parlamento, de mayoría opositora, los precios de los pasajes de autobús, como del resto de las empresas de transporte, no se han escapado de los aumentos y la escasez de repuestos y su alto coste tampoco lo han puesto fácil. El portavoz de la Asamblea Socialista de Transporte, Félix Jaramillo, aseguró recientemente que el 20 % de las unidades de transporte se encuentran fuera de servicio por la falta de repuestos y que el 65 % de la flota de autobuses tiene más de 15 años de servicio. La falta de repuestos y, por ende, el alto precio de los pocos disponibles, viene motivada por los pocos dólares que el Gobierno ha entregado en los últimos meses a sectores no prioritarios para la importación o a productos que no sean alimenticios o médicos. En Venezuela la entrega de dólares está controlada por el Gobierno desde 2003, y en los últimos tres años se ha producido una drástica reducción de su venta. La Bandera es el terminal principal de autobuses de Caracas y por estas fechas solía tener una actividad frenética de gente entrando y saliendo, yendo y viniendo desde todas las partes del país. Los taxistas y mototaxistas que trabajan desde hace años a las puertas de la estación no recuerdan tan poco movimiento y tanta «tristeza». «Miren las caras de la gente», dice uno de ellos. Se niega a dar su nombre, como muchos de los consultados, porque, dice, «nunca se sabe quién puede estar escuchando y luego te pueden joder». Entre el griterío de la gente viene bajando una mujer cargada de bultos, asegura que viene de la ciudad oriental de Maturín y que va camino de Maracaibo, la capital del estado de Zulia y una ciudad situada en la punta occidental del país. Señala que le costó «bastante conseguir los pasajes» para Caracas en Maturín, que consiguió a 180.000 bolívares (54 dólares al cambio oficial), y que los que ha encontrado para salir para Maracaibo están entre 350.000 (105 dólares) y 450.000 bolívares (135 dólares). También se niega a dar su nombre. Trabajadores del terminal informan de que el pasaje para Maracaibo cuesta 200.000 bolívares con el aumento por la temporada alta. El salario mínimo en Venezuela es de poco más de 177.000 bolívares (53 dólares). Sentada en el terminal junto a parte de su familia, Thaimar Hurtado, que sí facilita su nombre, quiere llegar a Barquisimeto (centro-oeste) para reunirse con otros parientes con quien pasará el año nuevo. Ella, su pareja y sus tres hijos quisieron comprar los pasajes al precio establecido de 48.000 bolívares (14 dólares), pero dice que finalmente se los vendieron casi al doble, por 95.000 bolívares. Señala que los cinco llegaron a las 05.00 de la mañana al terminal y que, aunque les vendieron el pasaje, el autobús no ha llegado, por lo que partirá después de las 14.00 (18.00 GMT). Reclama además que el mismo pasaje, para salir más rápido, «los tipos lo están vendiendo a 180.000 a 200.000, a lo que le den la gana de cobrar». «Lo cobran tan caro porque hacen lo que les da la gana, y si el gobierno no hace nada imagínate», afirma.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Ascienden a 18 los muertos en un atentado suicida durante un funeral político en Afganistán
Al menos 18 personas han muerto y 14 han resultado heridas, todas civiles, al estallar una bomba durante el funeral de un antiguo dirigente local de la ciudad afgana de Jalalabad, la capital de la provincia de Nangarhar, en el este del país, según han confirmado fuentes oficiales. El funeral era por Gul Wali, un antiguo jefe del distrito de Haskma Mena de Jalalabad y se celebraba en el cementerio de Muqam Jan, en el sur de la ciudad, ha explicado el portavoz del gobierno provincial, Atatulá Jogyani, que ha confirmado que se trata de un atentado suicida, según recoge la agencia de noticias afgana Pajhwok. Una carga explosiva colocada en una motocicleta detonó cerca del lugar donde una multitud asistía al funeral sobre las 14.15, hora local (9.45 GMT) en el distrito de Behsud, dijo el portavoz del gobernador provincial, Attaullah Khogyanai. «La detonación estuvo causada por explosivos colocados en una motocicleta, aparcada cerca de la reunión. La explosión mató a 18 personas e hirió a 13 más, algunos de los cuales están en estado crítico», detalló la fuente. Poco después del ataque las autoridades provinciales indicaron que se había tratado de un atentado suicida, una versión revisada tras la llegada de un equipo de investigación a la zona. Ningún grupo insurgente ha reclamado por el momento la autoría del ataque en Nangarhar, donde tanto los talibanes como el grupo yihadista Estado Islámico (EI) están muy activos y controlan varias zonas de la región. Como suele ocurrir cuando las víctimas son principalmente civiles, los del mulá Haibatullah han negado su participación en el atentado a través de un mensaje de su portavoz Zabihullah Mujahid en su cuenta de Twitter. El pasado jueves, un atentado suicida en Kabul contra un centro cultural de la minoría musulmana chií y reivindicado por el grupo yihadista Estado Islámico (EI) causó 41 muertos y 84 heridos. Desde el final de la misión de combate de la OTAN en enero de 2015, Kabul ha ido perdiendo terreno ante los talibanes hasta controlar apenas un 57 % del país, según el inspector especial general para la Reconstrucción de Afganistán (SIGAR) del Congreso de Estados Unidos.